Casado se va a Mercamadrid a hacerse la foto

Casado se va a Mercamadrid a hacerse la foto

En la madrugada de ayer, Pablo Casado, líder del PP y de la oposición, se acercó a Mercamadrid, una de las plataformas que garantizan la distribución y suministro de alimentos. De paso, se hizo la foto.

Una vez allí, pidió a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, que todos los trabajadores de sectores esenciales, como los 15.000 de Mercamadrid, cobren el salario bruto durante el tiempo que dure el estado de alarma. Unos trabajadores, dijo, que se están “dejando la piel” en esta crisis del coronavirus.

Acompañado de José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid, explicó que las personas de sectores esenciales no tienen por qué pagar IRPF. Tampoco sus empresas las cotizaciones sociales. “Es un alivio para ellos y no hay que poner ningún fondo sobre la mesa”, explicó Casado.

Tampoco explicó, al exponer esta nada populista medida, de dónde sacaría el dinero para seguir pagando las pensiones, los subsidios de desempleo, los ERTE… O a otros trabajadores esenciales tales como sanitarios de hospitales públicos, policías, militares, bomberos, funcionarios…

Además, si no se practican las retenciones del IRPF, la declaración de la renta de 2021 saldría a pagar, y eso duele más. Sólo habría una forma: subir impuestos, un espanto. Así que parece que ayer iban de ideas peregrinas, después de la de Donald Trump.

El líder popular destacó que Mercamadrid es un “emblema de la distribución y la alimentación de toda España”. En eso lleva razón. Asimismo, remarcó que en plena crisis de la Covid-19, esta plataforma permite “que no falte de nada en los hogares españoles”.

Agradecimientos a los trabajadores de Mercamadrid

Casado agradeció a los 15.000 trabajadores que cada día acuden allí a trabajar para que el resto de los ciudadanos puedan “seguir haciendo la compra”. Y siguió con más agradecimientos: fruteros, ganaderos, agricultores, pescadores, la industria cárnica, distribuidores, cajeros en supermercados o reponedores.

Remarcó que “son también esos héroes anónimos que están permitiendo que en España no nos falte lo básico”. En eso también lleva razón. Así, repitió su solicitud: “lo que merecen” es cobrar “su sueldo bruto durante el estado de alarma”.

A esa petición sumó que se establezcan puntos de descanso para distribuidores y camioneros, de los que, dijo, trabajan en “condiciones durísimas”. Por ello, pide reabrir la hostelería en esas zonas. “Algún tipo de bar o área de descanso”, apuntó.

“Muchos de ellos se plantean si van a poder seguir haciendo las rutas”, argumentó. “Si no pueden venir a Mercamadrid y luego repartir el género, al final lo van a acabar pagando los españoles en sus hogares”, esgrimió.

El líder del PP parece no haberse leído ciertas medidas aprobadas por el Gobierno con motivo del estado de alarma. Eso, o alguno de sus asesores no ha hecho bien los deberes. Una orden del Ministerio de Transportes de fecha 23 de marzo, declaraba servicios esenciales a ciertos establecimientos turísticos. Entre ellos, bastantes de hostelería.

Aseguró que “no va a haber desabastecimiento porque esta gente da el callo desde la una de la madrugada”, en referencia de nuevo a Mercamadrid. “Pero para ello necesitamos que las Administraciones tengan sus recursos”, concluyó.

Casado reclama poder utilizar el superávit de los Ayuntamientos

Aprovechaba, así, la ocasión para reclamar que los Ayuntamientos que tienen superávit puedan utilizarlo para ayudas sociales y para las infraestructuras logísticas, como esta plataforma.

Cabe recordar que Martínez Almeida heredó el superávit en Madrid de Manuela Carmena, la anterior alcaldesa de la capital. Cristóbal Montoro, ex ministro de Hacienda y Función Pública en el Gobierno de Mariano Rajoy, no lo permitió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.