Un Biden alucinando defiende que la salida de Afganistán ha sido un “éxito extraordinario”

Un Biden alucinando defiende que la salida de Afganistán ha sido un “éxito extraordinario”

Resulta increíble que Joe Biden, presidente de Estados Unidos, haya calificado de “éxito extraordinario” la salida de Afganistán cuando no ha sido capaz de completar la evacuación.

Tampoco de evitar atentados, como el de Kabul del pasado jueves. Asimismo, que decenas de personas, estadounidenses y colaboradores afganos, hayan quedado abandonados a su suerte.

Con la salida del último vuelo C-17 del aeropuerto de la capital afgana, Biden da por resuelta la evacuación y terminada la guerra. “Anoche en Kabul, Estados Unidos puso fin a la guerra más larga de la historia estadounidense”, dijo en un discurso desde la Casa Blanca.

Se encargó de recordar que EEUU ha evacuado a más de 123.000 personas, “más de lo previsto, algo que parecía imposible”. Sin embargo, han quedado decenas de personas atrapadas en Afganistán. “Tienen doble nacionalidad y decidieron quedarse”, señaló.

Estados Unidos ha perdido la guerra, no la ha terminado, como le reprochó Liz Cheney, congresista republicana por Wyoming, en Twitter. “Esto no es poner fin a una guerra. Es perderla”, aseguró.

“No terminas una guerra rindiéndote. No aseguras a EEUU dejando a los estadounidenses detrás de las líneas enemigas, traicionando a nuestros aliados y empedrando a nuestros enemigos”, lanzó.

Lo cierto es que dos décadas después de la entrada estadounidense en Afganistán para derrocar a los talibán, su misión sí se ha cumplido. Acabar con territorio afgano como santuario de Al Qaeda era su primer objetivo.

Pero no era el objetivo de los afganos: instaurar una democracia y recuperar derechos, especialmente para mujeres y niñas. Eso no lo ha cumplido ni Estados Unidos ni sus aliados, incluida España.

Biden culpa de la retirada a Trump

Con todo, razón tiene Biden en que el responsable de la retirada casi como en Saigón es de su predecesor, republicano, Donald Trump. Y de recordarlo se encargó el actual inquilino de la Casa Blanca en su discurso.

“Fue mi predecesor quien firmó un pacto con los talibanes para salir en mayo, meses después de que yo jurara el cargo”, proclamó. “No iba a prolongar esta guerra eterna, ni iba a convertir la salida en una salida eterna”, añadió.

Con todo, admitió que “la responsabilidad es mía”, aunque no acepta las críticas. “Me responsabilizo de mis acciones, pero a los que dicen que esta evacuación masiva debió darse antes, debo decirles respetuosamente que no estoy de acuerdo”, apuntó.

“Imaginen si esta retirada hubiera tenido lugar antes, durante una guerra civil”, afirmó, para luego zanjar con: “Ya era hora de terminar con esta guerra”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.