Aumenta el número de muertos en carretera

39 muertos más y 28 accidentes más que en 2016.
Gregorio serrano, director general de tráfico, presentó ayer el balance de siniestralidad en las carreteras españolas, 1.200 fallecidos en 1.067 accidentes y solo tenidos en cuenta los sucesos en vías interurbanas. Serrano ha destacado que es la peor cifra de víctimas mortales desde 2013, atribuyendo el ascenso al “incremento importante” en el número de vehículos y en los desplazamientos produciéndose menos fallecidos en autopistas y más en carreteras convencionales.
La siniestralidad en las carreteras ha ido disminuyendo anualmente desde 2004 hasta que, en 2016, se rompió la tendencia con 30 fallecidos más que en 2015. Ha aumentado el número de ciclistas muertos, 44, y de motoristas, 240, aunque en el caso de los primeros, una parte importante corresponde al primer semestre del año, antes de la puesta en marcha de las Rutas Ciclistas Protegidas. Ocho de los 44 ciclistas fallecidos no llevaban casco, igual que dos de los 240 motoristas, algo que, en ambos casos, es obligatorio en vías interurbanas.
Por lado, descienden los fallecidos entre los peatones, 91, algo que también ocurre entre los heridos hospitalizados, 4.887,336 menos que en 2016.






Salida de vía, principal causa
792 personas murieron en vías convencionales y el 23% restante en autovías. La salida de vía sigue encabezando la lista de las causas de accidente mortal, siendo el 41% de los casos envías de alta capacidad. El 20% de los fallecidos fueron en accidentes con colisión trasera y múltiple, mientras que el 15% lo fue en atropellos a peatones. En carreteras convencionales, la salida de vía es la causa del 42% de los fallecidos y el 28% por colisiones frontales.
Serrano explicó que ha aumentado, tanto la movilidad como el parque automovilístico. En 2017 se registraron 408,5 millones de desplazamientos, de los cuales 16,4 millones fueron de largo recorrido. Por otro lado, el parque automovilístico aumentado hasta alcanzar los 33 millones de unidades después del 1.787.242 de vehículos matriculados, pese a lo cual, la media de los vehículos implicados en accidentes mortales está en 12 años para los turismos o 13,8 años para los turismos en los que viajaban los fallecidos.






Incumplimiento de las normas y falta de Educación Vial
“Tenemos un país razonablemente seguro en términos de Seguridad Vial”, ha señalado Serrano, pero recordando que España es quinta de Europa y octava en el mundo en siniestralidad vial, no pudiéndose definir con claridad las causas del aumento puesto que en el 90% de los casos es por incumplimiento de las normas de tráfico, a lo que se suman la falta de educación vial y el envejecimiento del parque automovilístico.
Durante su intervención, Serrano ha ido desgranando los distintos porcentajes en la siniestralidad por edades, causas, entre las que destaca la conducción distraída, que confirma que la utilización del móvil al volante es una “lacra importante”, la velocidad inadecuada, en la que también está presente la distracción, el cansancio, el alcohol y las drogas, o que no se lleve puesto el cinturón de seguridad sobre lo que se ha lamentado Serrano: “Es increíble que hayan fallecido 175 personas por no hacer uso de una cosa tan sencilla”, señalando que cuatro de los 16 niños fallecidos no utilizaba ningún accesorio de seguridad. “Es una situación que nos preocupa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.