Alemania, al borde de la recesión

Alemania, al borde de la recesión

A lo largo de 2019, Alemania entrará en recesión y su economía seguirá cayendo hasta 2021, cuando, después de una década, registrará su primer déficit. Lo ha advertido el Instituto de la Economía Mundial de Kiel (IfW). Este organismo germano sostiene que “la economía alemana se está enfrentando a uno de sus años más débiles desde la crisis financiera”.

El pronóstico es que el PIB de Alemania caerá un 0,4% a lo largo de 2019 y entrará en recesión técnica, tras encadenar dos trimestres de contracción económica. El PIB se contrajo un 0,1% en el segundo trimestre de este año y, de acuerdo con las previsiones del IfW, lo hará hasta el 0,3% en el tercer trimestre.

En cambio, los cálculos indican que la economía alemana repuntará un 1% en 2020 y hasta un 1,4% en 2021. Este crecimiento podría ser mayor si finalmente desaparecen las vulnerabilidades provocadas por la guerra comercial entre Estados Unidos y China y el Brexit.

Gabriel Felbermayr, presidente del organismo alemán, apunta que “el verdadero problema con las disputas comerciales de Donald Trump no son los aranceles, sino la gran incertidumbre sobre lo que está por venir, porque la incertidumbre es veneno para las decisiones de inversión”.

Igualmente, las consecuencias de la ralentización económica empezarán a notarse en el mercado de trabajo. La previsión es que la tasa de paro aumente del 5% actual al 5,2% en 2020 y al 5,3% en 2021. Asimismo, el número de empleados caerá por debajo de los 45,1 millones el próximo año, lo que no sucedía desde la crisis.

Según las estimaciones de los economistas del IfW, Alemania cerrará el presente ejercicio con un superávit de 43.000 millones de euros, el 1,3% del PIB. En cambio, en 2020, el superávit caerá hasta los 14.000 millones, el 0,4% del PIB, y en 2021, se registrará un déficit de 7.000 millones de euros, 0,2% del PIB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *