Telefónica comienza a desinvertir

Telefónica comienza a desinvertir

Bankinter considera que se sigue una estrategia cuyo objetivo es aumentar la eficiencia del capital.
Una subida del 8% ha experimentado Telefónica en la semana. La compañía comenzó dando un rebote del 4% el lunes, en unos días delicados en los que se mezclaba la especulación acerca de la venta de activos añadiendo también las especulaciones de fusión en el sector. Por lo tanto, comenzó bien la semana y así continuó, cerrando con unas ganancias del 7,93%. En todo ello, ha influido de forma muy positiva, según los analistas, el discurso de José María Álvarez-Pallete en la reunión que tuvo lugar en Madrid con directivos.

Para los expertos de Bankinter el discurso de Álvarez-Pallete expone una estrategia basada en el aumento de la eficiencia del capital, ya que con ello se pueden acelerar las desinversiones. Este aviso “evidencia que Telefónica está planteándose desinvertir en aquellos activos cuyos retornos no están siendo inicialmente los esperados”, consideran desde Bankinter. “Se trata de buenas noticias porque, por un lado, implican salir de mercados donde el nivel de competencia y otros asuntos, como la regulación, obstaculizan una buena evolución de la cuenta de resultados. Por otro, porque ayudarían a la operadora a corregir su principal problema, el endeudamiento”, han añadido desde Bankinter y lo ha recogido Bolsamanía.

2017 cerró en 3,0 veces el ratio de deuda financiera neta sobre OIBDA de Telefónica. Por ello, los expertos creen que a cierre de 2018 ese nivel se mantendrá.

Una política de remuneración al accionista “atractiva” podría venir reforzada debido a las desinversiones. “La rentabilidad por dividendo del valor se sitúa ligeramente por encima del 5,0%. Además, alejaría definitivamente el temor a un recorte de rating que implicaría un aumento del coste de financiación”, considera Bankinter.

Los activos de Telefónica Latinoamericanos, principalmente los de México y Centroamérica, no aportan los retornos esperados. Este lunes se especuló, por parte de los medios, que la compañía estaba negociando su venta y que podría materializarse a finales de 2018 o principios de 2019. Para las dos operaciones el rango de valoración calculado asciende a 1.400-2.400 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *