‘El Bigotes’ revela que el PP cobraba de empresarios a cambio de favores

'El Bigotes' revela que el PP cobraba de empresarios a cambio de favores

Los populares implementaron un “sistema para adjudicar” obra pública que conllevaba el pago de comisiones ilegales.
Este es el eje sobre el que ha girado la declaración de Álvaro Pérez Alonso, El Bigotes, considerado el número 3 de la trama Gürtel, ante el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, que investiga la financiación ilegal del Partido Popular. “Ningún empresario que ha pagado” al PP lo ha hecho “por amor a las dos gaviotas”, publica Europa Press.

Pérez comparecía en calidad de testigo ante el Juzgado Central de Instrucción número 5 a petición de Izquierda Unida, acusación particular por la causa de la presunta caja B del PP.

Juan Moreno, abogado de IU, confirmó, después de la declaración de El Bigotes lo relatado por éste, que “en el PP existía una connivencia con empresarios para ver cómo se podía avanzar en la adjudicación de obra pública de forma ilícita”.

Tal como ha trasladado Moreno, Pérez desgranó la puesta en marcha de “una maquinaria para contratar con un empresario” por parte de Francisco Correa y, a partir de ese punto, “contactar” con Luis Bárcenas, ex tesorero del partido o con el “grupo” de dirigentes de éste que participaron en ese sistema con las empresas implicadas en Gürtel. Así, apuntó a Jesús Sepúlveda, ex alcalde de Pozuelo y a Jesús Merino, ex diputado por Segovia.

El sistema consistía en que “a partir de ahí se ponía en marcha la búsqueda de captación de cargos públicos para que adjudicara esa obra pública. Esa mecánica ilícita y criminal ha quedado patente en la declaración del señor Pérez”, señaló el abogado de Izquierda Unida. No obstante, según el letrado, El Bigotes no pudo “relatar hechos concretos porque no participaba directamente en la mecánica de adjudicación”, aunque ha quedado claro que “va tomando forma esta mecánica de realizar adjudicaciones de forma ilícita”.

Moreno cree que Pérez no conocía el sistema salvo por las “conversaciones” que tuvo con Correa, aunque “sí sabía que había negocios, que había adjudicaciones ilícitas y que Correa era un conseguidor de obra pública irregular”.

A juicio del abogado de la acusación particular, la declaración de El Bigotes “es un testimonio más que pone de relieve cómo desde Génova había un entramado para adjudicar obra pública y enriquecer al partido y a sus dirigentes”.

En la comparecencia, Álvaro Pérez criticó ante el magistrado De la Mata el hecho de que los empresarios valencianos juzgados junto a él por la financiación ilegal del PP en la Comunidad Valenciana “están en su casa y yo en prisión”, toda vez que alcanzaron acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción y fueron condenados a penas inferiores a dos años de cárcel.

Por su lado, David Marjaliza confirmó ante el titular del Juzgado de la Audiencia Nacional, respecto a la trama Púnica, que hizo entrega en un sobre y en efectivo de 60.000 euros a Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, ambos ex tesoreros del PP, en un despacho de Génova, como un “gesto” y siguiendo instrucciones de Francisco Granados. José Fernández Bonet, ex concejal del Ayuntamiento de Madrid lo acompañó.

Declaró que llegaron “a la sede. Bonet fue el que entró y habló en recepción, y una vez habló, pasamos al ascensor y subimos a la planta, no sé si la quinta o la sexta, y entramos en un despacho y estaban estos señores. Fue un café de diez o quince minutos, más o menos”. “Lo dejé [el sobre] encima de la mesa y me fui”. Destacó que “fue la única vez”.

También indicó que Granados le explicó que “la donación máxima que se podía hacer de forma anónima, sin que tuviera que ir con un DNI”, era esa cantidad, dinero que salió de sus empresas y que no tenían una contrapartida directa, sino que se trataba de un “gesto, nada más, para ayudar a las campañas de las municipales y autonómicas”, en concreto de 2007, en la lucha interna entre Ignacio González y Granados para suceder a Esperanza Aguirre en la Presidencia del Partido Popular de Madrid.

1 thought on “‘El Bigotes’ revela que el PP cobraba de empresarios a cambio de favores”

  1. Si quiere o no quiere reconocerlo el PP se financió de las entregas ilegales de los empresarios para sus campañas electorales. El PP es y será siempre un partido corrupto. Si algún día llegan de nuevo a gobernar, comprobaremos que es cierto, al principio no tanto, pero cuando se instalen cómodamente en el poder durante alguna década seguirán con las consabidas irregularidades financieras, actuando como malhechores, el tiempo lo dirá. Los nuevos políticos del PP han aprendido mucho de sus profesores, que son los que han delinquido en este país durante mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.