El Reino Unido dice que responderá con contundencia a Rusia

El Reino Unido dice que responderá con contundencia a Rusia

Si se demuestra su implicación en el caso de un agente doble que ha quedado en estado crítico.
Boris Johnson, ministro de Exteriores británico, aseguró ayer ante el Parlamento que Reino Unido responderá con contundencia si queda demostrado que Rusia está implicada en el incidente por el que un antiguo doble agente ruso ha quedado en estado crítico, aunque reconoció que “hay mucha especulación sobre el perturbador incidente en Salisbury, en el que un hombre de 66 años, Sergei Skripal, y su hija de 33, Yulia, fueron hallados inconscientes”, añadiendo que “aunque sería equivocado prejuzgar la investigación, puedo tranquilizar a la Cámara de que si surgen pruebas que impliquen la responsabilidad de un Estado, entonces el Gobierno de su majestad responderá de forma adecuada y sólida”.
“No estoy señalando con el dedo. Sólo digo a los gobiernos de todo el mundo que ningún intento de acabar con una vida inocente en el suelo de Reino Unido quedará impune”, advirtiendo de que el Gobierno británico podría adoptar nuevas sanciones contra Rusia, matizando que “si las sospechas demuestran estar bien fundadas, entonces bien podría ser que nos viéramos forzados a analizar de nuevo nuestro régimen de sanciones y otras medidas que podríamos buscan imponer”. Según asegura el portavoz de la primera ministra, Theresa May, ésta y el resto de departamentos del Gobierno están siendo informados puntualmente sobre el caso del antiguo espía. “Esta es una investigación en curso que encabeza la Policía”.

Los enfermos estuvieron en contacto con una sustancia aun sin identificar
Skripal, un ex coronel de la Inteligencia Militar de Rusia, de 66 años, y una mujer de unos 30, tras pasar la tarde en un centro comercial de Salisbury, cayeron enfermos, siendo encontrados inconscientes en un banco cercano. Fueron trasladados a un hospital donde desea entonces permanecen en la unidad de cuidados intensivos. Según los médicos, los enfermos tomaron contacto o con alguna sustancia en que aún no ha sido posible identificar. Algunos medios dicen que podría tratarse de fentanilo, una droga sintética “10.000 veces más potente que la heroína”.
El ex coronel fue condenado en 2006 a 13 años de cárcel por espiar para Reino Unido, entregando información sensible sobre las células rusas en Europa al MI6 británico. Sin embargo, en 2010 fue liberado por Rusia dentro de una operación de intercambio de espías con Estados Unidos. Entonces, se trasladó a Reino Unido, donde se le concedió asilo.
Por su parte, las autoridades rusas dicen no tener nada que ver con este asunto, mostrándose dispuestas a colaborar a pesar de que el Gobierno ruso “no tiene ninguna información”, así se ha manifestado Dimitri Peskov, portavoz del Kremlin. A su vez, reclaman de las autoridades británicas información: “las autoridades británicas y los servicios de seguridad deben intervenir inmediatamente en informar a la Embajada de Rusia y a la sociedad británica sobre la situación real para poner fin a la demonización de Rusia”, dice un comunicado de la legación diplomática, ya que, critican, “a juzgar por los medios, puede parecer que se trata presuntamente de un actor planeado por parte de los servicios secretos rusos, lo que no se corresponde con la realidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.