Algunas pruebas rápidas compradas por Sanidad a China no son fiables

Las pruebas rápidas compradas por Sanidad a China no son fiables

“No detectan los casos positivos como era de esperar”, asegura una fuente que ha evaluado en las pruebas rápidas que Sanidad compró a China. Varios laboratorios de microbiología de grandes hospitales corroboran que esos test rápidos no arrojan los resultados que debían, según El País.

La compañía china Bioeasy fabrica esas pruebas rápidas. La sensibilidad de éstas debía ser del 80%, pero la que tiene es del 30%. Uno de los microbiólogos que ha evaluado los kits de test rápido señala que “con ese valor no tiene sentido usar estas pruebas”.

En consecuencia, los expertos que los han analizado explican  que habrá que seguir empleando la prueba de PCR que actualmente se utiliza. En ese sentido se lo han trasladado al Instituto de Salud Carlos III.

Si los test comprados a China fueran de una calidad suficiente, al dar positivo, la persona ya tiene un diagnóstico y se puede proceder al protocolo siguiente. Sólo los casos negativos o dudosos tendrían que pasar por el PCR.

Las pruebas rápidas adquiridas debían servir como filtro a la hora de acometer los test a un mayor número de personas y conocer la verdadera dimensión de la epidemia en España, pero no dan los resultados que se esperaba.

Las pruebas rápidas y los PCR utilizan la misma muestra nasofaríngea

Los PCR y las pruebas rápidas analizan la misma muestra, un exudado nasofaríngeo que se extrae introduciendo un bastoncillo por la nariz o la boca. La diferencia consiste en que en los test rápidos, la muestra se diluye para luego depositarla en un cartucho con una tira reactiva. Ésta marca con líneas si el resultado es positivo, negativo o no válido. Todo ello en poco tiempo, entre 10 y 15 minutos.

En cambio, la técnica molecular PCR detecta el ARN del virus en la misma muestra, pero es laborioso y necesita de un equipamiento concreto. En concreto, para obtener los resultados se emplean unos termocicladores en tiempo real y se necesitan hasta cuatro horas.

El Ministerio de Sanidad, a través de un portavoz, informó a El País que efectivamente las evaluaciones de los test comprados han detectado “una sensibilidad que no se corresponde con lo establecido en la ficha técnica”.

No obstante, matizó, tan solo es en una partida localizada principalmente en la Comunidad de Madrid. Ya han dado orden de su retirada y al fabricante que la sustituya. Añadió que todas las pruebas rápidas adquiridas por el Ejecutivo cuentan con la homologación europea, como así consta en los documentos remitidos por Presidencia del Gobierno junto a una nota de prensa.

En la cuenta de Twitter del Instituto de Salud Carlos III se puede ver un vídeo de cómo funciona el test y lo que contiene el kit. Contiene el material suficiente para realizar 25 pruebas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *