¿Por qué Trump quiere incorporar a Rusia en el G7?

¿Por qué Trump quiere incorporar a Rusia en el G7?

Fue expulsada en 2014 por la anexión ilegal de Crimea.
“¿Por qué estamos teniendo este encuentro sin la participación de Rusia?”, se preguntó Donald Trump, presidente de Estados Unidos al tomar rumbo hacia la reunión del G7 en Canadá. “Tenemos un mundo que dirigir y deberíamos tener a Rusia en la mesa de negociaciones”, insistió. Sus palabras han sentado mal en el grupo de países que forman parte del G7. “Si el G8 se convirtió en el ejército fue porque Rusia anexo ilegalmente Crimea”, ha respondido Theresa May, primera ministra británica. “Hemos visto actividad maliciosa procedente de Rusia en gran variedad de formas, incluso en las calles de Salisbury en Reino Unido”, añadió, refiriéndose al ataque al doble agente ruso Sergei Skripal y su hija con un veneno.
El presidente estadounidense acude a la reunión del G7 en La Malbaie habiendo impuesto desde el 1 de junio aranceles del 25% y el 10% a las importaciones de acero y aluminio procedentes de la Unión europea, Canadá y México. Justin Trudeau, primer ministro canadiense, Emmanuel Macron, presidente francés, y Angela Merkel, canciller alemana, han criticado duramente esta decisión.

Tensión por las nubes
Las crecientes malas relaciones entre Trump y Trudeau y Macron se están haciendo cada vez más patentes, al punto de qué el mandatario estadounidense abandonó la cumbre cuatro horas antes de lo previsto. El presidente francés había advertido al inquilino de la Casa Blanca que “ningún líder que es para siempre” y que el G7 podría formar su propio grupo si fuera necesario.
La respuesta del magnate no se hizo esperar y, a través de Twitter, envió un mensaje contra Macron y el primer ministro canadiense: “Díganle al primer ministro Trudeau y al presidente Macron que están cobrando aranceles masivos a EEUU y creando barreras no monetarias. El superávit comercial de la UE con los EEUU es de 151.000 millones y Canadá deja fuera a nuestros agricultores”.

Encuentro Trump-Macron, sine die
Ambos mandatarios tenían previsto celebrar una reunión bilateral pero no pudo llevarse a cabo. De momento no se sabe si se podrá celebrar en breve. Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, declaró a los periodistas que viajaron con Trump que los dos dirigentes, a su llegada a las reuniones, “intercambiaron comentarios y dialogaron brevemente sobre comercio”. Durante la foto de familia, el presidente estadounidense respondió a un periodista respecto a si levantaría los aranceles: “No lo sé, pregúntale a esta gran dama”, en referencia a Angela Merkel, que no hizo ningún comentario.
Por su parte, Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, manifestó que era evidente que Trump y los líderes de los otros países del G7 tuvieron diferencias en materia comercial, cambio climático y el acuerdo con Irán. Afirmó que “el orden internacional basado en reglas está siendo desafiado, sorprendentemente, no por los sospechosos habituales, sino por su principal arquitecto”. Finalmente, se mostró esperanzado en que Europa presente un frente unido en asuntos importantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.