Las insuficientes sanciones por la falta de causalidad de los contratos temporales

Se sancionará a las empresas por cada contrato temporal no justificado.
En su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad del Congreso, Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, anunció que la Inspección de Trabajo será más dura en las sanciones con el fin de terminar con la temporalidad injustificada de los contratos de trabajo. En la actualidad, cuando se detecta fraude, las empresas son sancionadas una vez y la multa aumenta en función de la cantidad de trabajadores afectados. Con las nuevas medidas, el importe de la sanción aumentaría. Sin embargo, la ministra matiza que “queremos que sea justificada y no claramente abusiva”, aplicando un método que se acompañaría de un estudio de sindicatos y patronal acerca del peso de la contratación temporal sector a sector.
Báñez se lamentó de que “la contratación temporal sigue siendo excesivamente elevada”. “La temporalidad injustificada repele talento, distorsiona mercado y merma la competitividad y la productividad en las empresas, y los ingresos de las arcas públicas”, añadiendo que, por ello, es necesario dar un paso más: “Detrás de cada contrato en fraude hay una vulneración de derechos”. Por estas razones, el Gobierno propone a los agentes sociales reducir el número de tipos de contratos a tres, indefinido, temporal y de formación, pero el referente en el mercado de trabajo “tiene que ser el contrato indefinido”. Las indemnizaciones serán crecientes para los contratos temporales, calculándolas en base a 12, 16 y 20 días por año trabajado.

Mejoras en los contratos de formación y aprendizaje
Además, la ministra anunció nuevas medidas en los contratos de formación y aprendizaje con el objetivo de ampliar la formación asociada a estos contratos en las necesidades que detecten empresas y sectores en la negociación colectiva. Para Báñez, este tipo de contrato debe ser una “palanca para el empleo joven” en España, por lo que ampliar estas actividades facilita la empleabilidad de los jóvenes, así como sus posibilidades de permanecer en un puesto de trabajo con un contrato indefinido. Finalmente, se refirió a la ayuda de 430 euros para jóvenes que accedan a un contrato en formación, para lo cual se logró su financiación con fondos europeos de la Garantía Juvenil, si bien, no encontró el apoyo de PSOE y Unidos Podemos, aunque sí el de Ciudadanos, por lo que no ha podido ser aprobada en el Congreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.