Indignación general por la sentencia que no reconoce la violación de ‘La Manada’

Indignación general por la sentencia que no reconoce la violación de ‘La Manada’

En las principales ciudades, miles de personas se concentran en protesta.
Así fue en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Granada, Cádiz… Miles de personas se echaron a la calle y a las plazas de las principales ciudades españolas en protesta contra la sentencia que considera que hubo abuso pero no violación por parte de los cinco miembros de La Manada. En Madrid, la Policía Nacional estima que se concentraron 10.000 personas, aunque los convocantes la elevan a 50.000, frente al ministerio de Justicia. Carlota Álvarez, Movimiento Feminista de Madrid, convocante de la protesta, dijo que “nos parece indignante que violar en España te cueste nueve años”. Con las manos en alto y entre aplausos gritaban: “Sola y borracha, quiero llegar a mi casa”, en un clima de indefensión y vulnerabilidad. “No sé qué consideran violencia”, se pregunta Aurora adalid, mientras que Rocío Bedmar, de 61 años, añade: “La mujer parece que no puede salir de fiesta porque, si no, parece que le da al hombre derecho a violarla”, mientras avanza la pancarta que encabeza la manifestación con el lema “Nosotras somos La Manada. No es abuso, es violación”.
Barcelona fue también uno de los centros urbanos donde se concentró mayor número de personas, unas 6.000, en la plaza de Sant Jaume, y donde el cartel convocante rezaba: “¡Diga lo que diga no es abuso, es una violación en grupo!” Ada Colau, alcaldesa de la Ciudad Condal, se unió a las protestas y poco antes había enviado un mensaje en su cuenta de Twitter: “Hermana, #josiqueetcrec -yo sí te creo-, y me indigna que tras la violencia de una violación múltiple tengas que sufrir la violencia de una #justiciapatriarcal. No estás sola, hoy seremos miles tomando las calles y uniendo nuestra voz a la tuya”. “No es no” fue otro de los gritos que más se escuchó frente al Ayuntamiento.

Otras muchas ciudades
También a las puertas del Consistorio sevillano se concentraron varios centenares de personas, convocados por Alerta Feminista, portando pancartas con el lema “Yo sí te creo” y “Ni olvido ni perdón para La Manada”, y con gritos como “Vosotros, machistas, sois los terroristas” y “No es un abuso. Es una violación”. Mientras que en Valencia también centenares de personas protestaron ante el Ayuntamiento. “Doy clases en la cárcel y veo continuamente penas enormes para gente que apenas ha hecho nada. Esta, a cuatro consentidos, me parece irrisoria”, declaraba una funcionaría de prisiones. A su vez, miles de personas colapsaron el centro de Bilbao para protestar y denunciar la sentencia judicial. Muchos han acudido espontáneamente, aunque las concentraciones habían sido convocadas por movimientos feministas. De nuevo, “No es abuso, es violación” fue uno de los lemas más coreados, mientras en San Sebastián centenares de ciudadanos se congregaron en protesta por lo que consideran una “justicia patriarcal”.
La puerta del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía fue testigo en Granada de la convocatoria que reunió a centenares de personas que, en una manifestación improvisada, llegaron hasta llego hasta la Fuente de las Batallas, en el centro de la ciudad. “No es abuso, es violación”, “Aquí estamos, nosotras no violamos” y “La calle es mía, de noche y de día” fueron algunas de las consignas. Mientras, decenas de mujeres clamaron justicia en la Feria de la Primavera de El Puerto de Santa María, en Cádiz, muchos de ellos llevando los abanicos que el Ayuntamiento repartió con el lema “No es no”. Jerez, Sanlúcar, San Fernando o la propia Cádiz fueron escenario también de movilizaciones. En la capital, más de 500 personas protestaron contra la decisión judicial en la plaza del Palillero, gritando de nuevo la consigna más escuchada: “No es abuso, es violación”, u otra como “Con la sentencia de La Manada me siento violada”. En A Coruña y otras siete localidades gallegas, se pudo ver a miles de personas mostrando su indignación ante una sentencia que tildan de “infame”. “Es un escándalo que un juez planteará su absolución”, se pudo escuchar, mientras que a otra mujer se la oyó decir “este caso es un paradigma y si no se resuelve correctamente, ya sabemos lo que nos espera”. En palma, unas 1000 personas se concentraron en la plaza del Ayuntamiento. La portavoz de la plataforma convocante Lobby de Dones, Esperanza Bosch, calificó de indignante el voto particular de uno de los magistrados y ha pedido más formación para los jueces porque, de no tenerla, “provocará que siga habiendo sentencias que digan que una mujer ha sido violada porque iba en minifalda o porque no dijo que no de una manera clara o porque no quedó claro que se defendió”.
En definitiva, un clamor de miles de personas que solo reclaman algo tan sencillo como la libertad de las mujeres, algo que cualquiera entiende. O no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.