El Gobierno estudia ampliar el estado de alarma

El Gobierno estudia ampliar el estado de alarma

La situación epidemiológica y en especial el ritmo de vacunación, aún bajo, ha motivado que el Gobierno esté valorado ampliar el estado de alarma vigente.

Inicialmente, la intención del Ejecutivo era no ir a una prórroga de esta situación de excepcionalidad, y se hizo oficial la semana pasada. Fue cuando Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, anunció su voluntad de no ampliar el estado de alarma.

La reacción de las Comunidades Autónomas no se hizo esperar, clamando por una prórroga que les diera un mayor margen de maniobra contra la epidemia.

El vacío legal que se produciría para limitar derechos fundamentales hace temer a los Ejecutivos regionales que se pueda descontrolar la situación.

Al tiempo, reclaman una solución ya como alternativa jurídica al artículo 116 de la Constitución, algo que se pergeñó, pero terminó de no salir adelante. Pactado con ERC y con Ciudadanos, la falta de voluntad política impidió que viera la luz.

Entretanto, los territorios reclaman que el Gobierno se decida a ampliar el estado de alarma, sobre todo los gobernados por el PP. Precisamente, el Ejecutivo de Sánchez cree que podría apoyarse en la presión de los barones populares para que Pablo Casado apoye la prórroga.

Desde Alberto Núñez Feijóo hasta Juanma Moreno piden a gritos la ampliación. Y no sólo las regiones en manos del PP. El último en sumarse a ese reclamo ha sido el lehendakari Íñigo Urkullu.

No carece de importancia que uno de los socios preferentes de Sánchez esa instancia del mandatario vasco. En definitiva, la ampliación de la situación de excepcionalidad debe avalarla el Congreso. Y no es tarea fácil.

Sánchez anunció su “intención” de no ampliar el estado de alarma

Desde Moncloa admiten que lo manifestado por el presidente en esa comparecencia fue sólo una “intención”. Habrá que esperar al día en que decae el estado de alarma para valorar la situación.

El Gobierno, mientras, se apoya otra vez en el criterio de los expertos, negando, a su vez, que la decisión se deba a las presiones de las Comunidades.

A ello se une el componente electoral por el 4 de mayo y al bloqueo institucional en Cataluña. En ese escenario, se complica lograr los apoyos necesarios toda vez que ERC y, sobre todo, Ciudadanos buscan distanciarse del Ejecutivo central.

Cabe recordar que en la prórroga por seis meses, el PP se abstuvo. Ahora, desde Moncloa esperan que las presiones de los barones territoriales valgan para la ampliación si es necesaria.

A fin de cuentas, todo va a depender de cómo evolucione la cuarta ola y, sobre todo, del ritmo de la vacunación. En ese sentido, el Gabinete de Sánchez confía en que la llegada de la vacuna de Janssen (monodosis) permita alcanzar la velocidad de crucero.

De este modo, no ampliar el estado de alarma serviría a Sánchez para contraponerlo al lema de “libertad” de Isabel Díaz Ayuso en la campaña de Madrid.

Con todo, en Moncloa insisten en que esta herramienta excepcional es la mejor para combatir la expansión del virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.