El Gobierno acoge con interés la propuesta de un toque de queda en España

El Gobierno acoge con interés la propuesta de un toque de queda en España

Tras el Consejo de Ministros de ayer, Salvador Illa, ministro de Sanidad, mostró su disposición a analizar un posible toque de queda como medida en la lucha contra la expansión del coronavirus. No obstante, advirtió, se necesitaría la aprobación del estado alarma.

En ese sentido, en la rueda de prensa, el ministro hizo un llamamiento al PP para que aclare si apoyaría esa medida en el Congreso.

De este modo admitía que ese toque de queda que plantea la Comunidad de Madrid es una de las posibilidades para frenar la expansión del virus. Por tanto, el Gobierno lo analizará con todas las Comunidades Autónomas.

Con todo, explicó, los servicios jurídicos del Ejecutivo han apuntado que adoptar esta medida excepcional solo sería posible decretado el estado de alarma. En consecuencia, necesita conocer los respaldos con los que contaría el Gobierno si fuera necesario prorrogarlo más de los 15 días iniciales.

A ese respecto, señaló que “si decidiéramos ir por ese camino sería muy importante saber qué grupos, y especialmente el PP, estarían dispuestos a dar su apoyo en el Congreso”.

No obstante, admitió que no ha mantenido contacto alguno en relación a ello con la formación que lidera Pablo Casado. Matizó que sus interlocutores son los consejeros de Sanidad de las distintas autonomías.

El ministro, sin embargo, hizo hincapié en que el toque de queda es solo una de las posibilidades. Explicó que hay muchas otras que podrían ponerse en marcha para controlar la propagación del coronavirus, dejando abierto el marco territorial donde se aplicarían, además de concretar horarios y otras cuestiones.

Por otro lado, Illa advirtió de que las semanas venideras serán “muy duras” y remarcó que los gobiernos regionales están adoptando medidas “muy importantes y contundentes”.

En el Consejo Interterritorial podría plantearse el toque de queda

Quiso dejar claro que el Ejecutivo no tiene intención de “sustituir” a ninguna administración, sino sólo adoptar un rol de coordinador. “No es cuestión de una comunidad autónoma, tenemos que actuar todas en coordinación”, reiteró. Emplazaba, así, a los gobiernos autonómicos a llevar clara una postura para la próxima reunión del Consejo Interterritorial de Salud del próximo jueves.

Con todo y con eso, descartó cualquier posibilidad de volver al mando único que rigió durante el estado alarma decretado entre mediados de marzo y el 21 de junio. Insistió en que el objetivo del Gobierno no es “invadir” competencias de otra administración, sino “coordinarlas”.

Refiriéndose concretamente a la Comunidad de Madrid, confirmó que no pedirá la prórroga del estado alarma, que decaerá el próximo sábado. A partir de ahí, señaló, analizará junto al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso qué medidas se adoptarán, incluido el toque de queda.

El ministro admitió que los contagios en la región han bajado, pero que las cifras siguen siendo “preocupantes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.