Cada día mueren de hambre casi 20.000 niños en el mundo

Cada día mueren de hambre casi 20.000 niños en el mundo

Un tercio de la población mundial está sin escolarizar.
Más de 1.300 millones de personas son pobres y 24 mil personas mueren de hambre al día en el mundo, y todo ello en pleno siglo XXI. Niños menores de 5 años conforman el 75 % de estos fallecimientos. Son 18 mil niños y niñas de entre uno y cuatro años, los que fallecen al día de hambre.

Según la ONU, el 46 % de los 1.300 millones de pobres del mundo lo son de forma “severa”, sufren carencias como mínimo en la mitad de las dimensiones que cubre el propio índice.

Resulta demagógico que precisamente la generación llamada “el futuro de la humanidad” sea, en algunos países, la más maltratada por estados e instituciones. Es común asociar el maltrato infantil al seno de la familia, a la violencia, abusos y maltratos de los niños, niñas y adolescentes a nivel interno familiar. Pero la misma sociedad genera violencia en el exterior, lo que conlleva una suma de circunstancias desoladoras.

En los datos recopilados por la ONU se recoge que “en el mundo viven 2.200 millones de niños y niñas, de ellos la enorme mayoría (unos 1.900 millones) vive en países en desarrollo”.

De esa población, casi la mitad vive en la pobreza. Las espeluznantes cifras nos trasladan que a más de 600 millones de niños, niñas y adolescentes están inmersos en la pobreza extrema.

UNICEF considera que 151,6 millones de niños y niñas son víctimas del trabajo infantil. La esclavitud en el trabajo infantil, el trabajo forzoso o el reclutamiento en conflictos armados abarca a 72,5 millones de menores. Las acusaciones recaen sobre empresas como Nike, ZARA, Adidas, Benetton, Tommy Hilfiger.

Sin acceso a la educación primaria, uno de cada cinco niños o niñas en el mundo. Los países afectados por conflictos o desastres posee 104 millones. Esto representa que un tercio de la población mundial está sin escolarizar.

303 millones de niños, de 5 a 17 años, no van a la escuela en el mundo. Cifras intolerantes.

El principal obstáculo para tener acceso a la educación es la pobreza. Los datos actuales nos indican que el número de jóvenes de 10 a 19 años sin acceder a ella aumentará a más de 1.300 millones para 2030, lo que representa un aumento del 8 %.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.