Alberto Garzón trata de frenar el desplome de Podemos

Quiere reformular su relación electoral con la formación morada y da un plazo de tres meses.
El ultimátum lanzado por Izquierda Unida a Podemos busca que se clarifiquen las condiciones de la alianza con la formación morada cara a las elecciones autonómicas y municipales de 2019, revisando los errores que se hayan cometido desde que se coaligaron. Mañana se reunirá la Coordinadora Federal de Izquierda Unida y en ella Garzón tratará la situación económica y los resultados electorales en Cataluña, además de la relación con Podemos.
El líder de IU exige una mayor visibilidad, “más justa”, para que su trabajo en el grupo parlamentario en el Congreso no se difumine y se asigne a la formación de Iglesias el trabajo que realiza Izquierda Unida. Según el informe elaborado para la reunión de la Coordinadora, se constata la tendencia descendente de Unidos Podemos en la intención de voto: “Los porcentajes de fidelidad a Unidos Podemos han descendido hasta situarse como los peores de todas las grandes fuerzas”, por lo que se insta a Podemos a revisar la alianza e “iniciar el año previo a las elecciones con un horizonte claro y bien definido”.

El plazo vence en Semana Santa
Desde IU aclaran que la intención es volver a firmar la alianza, pero durante este periodo habría que replantear las nuevas condiciones para que se pueda cerrar una confluencia cara a las elecciones autonómicas y municipales, para lo que hacen “un llamamiento abierto a la confluencia que implique la construcción de espacios ricos y vivos y desde la radicalidad democrática”, espacio que “ha mantenido una posición política correcta y adecuada durante la campaña electoral”, en referencia a las elecciones catalanas, elogiando al candidato de En Comú Podem, Xavier Domènech, pero advirtiendo de que “el cambio de acento se ha producido demasiado tarde y sin la existencia de un relato homogéneo mantenido en el tiempo”. En el informe, se muestra la preocupación por la situación de Podemos, ya que la “simpatía” hacia la formación “ha descendido de forma significativa en los dos últimos años, mientras que la de IU se ha mantenido estable”.
En cambio, en la formación de Iglesias no están de acuerdo: “En el espacio del grupo confederal, que es donde se concreta ese espacio de cambio, esos debates no están como tal encima de la mesa”, ha dicho Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, si bien ha aclarado que a lo largo de 2018 se irán cerrando múltiples acuerdos para las elecciones municipales y autonómicas. “Lo importante es que esos acuerdos salgan adelante y revalidemos las victorias electorales”, destacó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.