Agresiones a los refugiados en Papúa Nueva Guinea

Varios inmigrantes fueron desalojados a palos por los guardias del centro de detención de Manus.
Según nota y vídeo de la ONG Coalición para la Acción por los Refugiados (Australia), confirmado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), varios de los inmigrantes que fueron desalojados con violencia por los guardias del centro de detención de Manus (Papúa Nueva Guinea) se encuentran en estado grave. Las imágenes del vídeo grabado muestran cómo los guardias golpean con varas de metal a los inmigrantes durante el desalojo final del centro. Peter Dutton, ministro de Inmigración australiano, niega la dureza del desalojo, acusando a las ONG de exagerar los acontecimientos y de ser incapaces de presentar pruebas, algo contra dicho por las ONG al presentar fotos adicionales que enviaron a una cadena australiana.
A su vez, ACNUR denuncia las importantes restricciones que están encontrando para poder documentar adecuadamente su labor y ha lamentado la manera en que se ha desarrollado este último movimiento de refugiados: “El metraje que hemos visto conmociona y es inexcusable”, asegurando que sus observadores han visto a varias personas que permanecen en el centro que se encuentran “gravemente heridas”. “la situación que se está desarrollando en manos presenta un grave riesgo de deteriorarse todavía más”, ha declarado Thomas Albrecht, representante de ACNUR en Canberra, e insiste en sus peticiones “a los diputados y líderes australianos para que tomen acción inmediata a la hora de proteger a los refugiados y solicitantes de asilo a Papúa Nueva Guinea”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.