Acuerdo para la reforma del Impuesto de plusvalía

La nueva ley no tendrá carácter retroactivo y obligará a los ciudadanos a demostrar que incurrieron en perdidas con la venta.
El Ministerio de Hacienda aprobará antes del próximo verano una nueva ley acerca del impuesto de plusvalía que los ayuntamientos perciben cuando se produce la venta de un inmueble. La norma “introduce un nuevo supuesto de no sujeción para los casos en que el sujeto pasivo acredite que no ha tenido un incremento de valor”, reza la propuesta de ley, que no tendrá carácter retroactivo. Será el contribuyente quien deberá acreditar “la inexistencia de incremento de valor”, para lo que podrá aportar las escrituras de compraventa o el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Una novedad en la normativa será la existencia de unos coeficientes, en función del número de años transcurridos desde la compra del inmueble, con un máximo de 20, para determinar la revalorización del bien en función del mercado, unos coeficientes que serán actualizados anualmente por Hacienda, de forma que queden ajustados a la evolución del sector, evitando, así, un nuevo pinchazo de la burbuja inmobiliaria.
El pasado verano, el Tribunal Constitucional anula el impuesto de plusvalía cuando la venta se realiza con perdidas, motivando una cascada de reclamaciones. Desde entonces, Hacienda ha estado negociando con los alcaldes la reforma de este impuesto y la semana pasada se logró el visto bueno de los ayuntamientos. “La FEMP acepta la modificación del impuesto en base a la propuesta elaborada por el Gobierno para dar cuanto antes seguridad jurídica a los ciudadanos”, indicó la Federación de ayuntamientos a través de un comunicado. Otra novedad es que las compras y ventas en menos de un año por mayor valor, que hasta ahora estaban exentas de tributación, con la nueva ley también estarán gravadas por este impuesto. Todo ello también es resultado de la intención del gobierno de sacar adelante una reforma mayor de la financiación local. El año pasado, el Ejecutivo encargó a una comisión de expertos que diseñara una reforma del sistema, y entre las conclusiones obtenidas es que la plusvalía debería calcularse en función de la diferencia entre el valor de compra y el de venta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.