Rocío Monasterio debería dimitir tras comprobarse que falseó planos de obra

Rocío Monasterio debería dimitir tras comprobarse que falseó planos de obra

Rocío Monasterio, líder de Vox en Madrid, usó un visado falso del Colegio de Aparejadores para realizar los planos de la obra de un loft en 2005, tal como la propia entidad informó públicamente en noviembre, aunque el correspondiente expediente municipal, al que ha accedido El País, muestra que ese sello se siguió utilizando en otros trámites hasta el año 2016.

Debido a ello, ante un presunto delito de falsificación en documento público, no habría prescripción puesto que prescribe a los cinco años. El Ayuntamiento de Madrid ha declinado realizar cualquier de declaración después de dos meses, alegando que no es su obligación investigarlo.

La líder de Vox en Madrid, actuando como arquitecta de 2002 a 2009 sin tener el título, realizó los trámites de los planos con un visado falso presentando el 20 de julio de 2016 en el Ayuntamiento de Madrid una petición de licencia, la cual está firmada por ella misma. En esa fecha ya formaba parte de Vox.

Investigación abierta

El Colegio de Arquitectos de Madrid ha abierto una investigación al respecto, por un presunto intrusismo profesional. Fuentes cercanas a Monasterio, han trasladado que la próxima semana, ella misma responderá a todas las preguntas y presentará alegaciones ante el Colegio de Arquitectos.

Por ahora, se han conocido 11 casos de irregularidades urbanísticas en las que la firma de Monasterio consta en los planos de las construcciones. Arturo Valls, dueño del loft situado en la calle Rodas 7 de Madrid, ha cursado una demanda contra la líder de Vox, una vez conocido que la obra fue realizada sin licencia.

La alarma saltó el pasado 22 de noticias con la publicación de uno de estos visados. Entonces, el Colegio de Aparejadores avisó: “No se corresponde con ningún documento que obre en los archivos de esta corporación”.

Y manifestaba: “El sello de visado 0511764 que aparece en la imagen del documento publicada por EL PAÍS en realidad fue emitido para otra intervención, un estudio y valoración para el acondicionamiento de local para vivienda”. Lo que significa que fue impreso únicamente para ese informe inicial.

Comparecencia del responsable del área de urbanismo

Mariano Fuentes (C’s), responsable del área de urbanismo, compareció el 16 de diciembre de 2019 ante el pleno de la Comisión de Desarrollo Urbano y explicó el caso de este modo: “Hemos finalizado el expediente de la calle Rodas número 7 porque existía un expediente abierto desde disciplina urbanística en el área de Urbanismo. Es justamente ese expediente en el que hubo una nota de prensa por parte del Colegio de Aparejadores indicando que la documentación que había aportado el promotor no se correspondía con la que estaba archivada como guarda y custodia dentro del mismo colegio”. Omitiendo todo lo relativo a los visados falsos.

Los portavoces municipales han trasladado que “el delegado dio cuenta detallada de todo lo que está dentro de su competencia en este caso, que es la situación urbanística. Si hay o no un posible delito de falsedad documental no le corresponde al Ayuntamiento investigarlo”.

En la comparecencia se aclaró que la obra se había realizado de forma ilegal. Aunque todos los expedientes “fueron archivados sin conceder licencia alguna”. “Las incorrecciones, las irregularidades y las deficiencias, que las hay muchas, en la distinta documentación aportada por el promotor y por los técnicos contratados, no desembocaron en derecho alguno”, según Fuentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.