Las manifestaciones en Hendaya protagonizan una cumbre de imprevisibles consecuencias

Las manifestaciones en Hendaya protagonizan una cumbre de imprevisibles consecuencias

La cumbre del G7 que ayer dio comienzo en la localidad francesa de Biarritz ha provocado que se celebraran manifestaciones en Hendaya y en Irún contra ella. Ambas transcurrieron sin incidentes.

Fueron convocadas por las plataformas Alternatives G7 y G7EZ!, bajo el lema “No al G7, construyendo otro mundo” y los manifestantes portaban pancartas en castellano, euskera y francés. También, banderas de sindicatos, ikurriñas, banderas de Navarra y feministas, además de carteles contra el cambio climático y a favor de los refugiados.

Mertxe Aizpurúa, portavoz de EH Bildu en el Congreso, Arkaitz Rodríguez, líder de Sortu, Anabel Sanz, portavoz de G7EZ!, y Aurelie Trouvé, representante de Alternatives G7, que se encontraban entre los asistentes

Sanz, en su intervención, señaló que “las potencias del mundo están, de nuevo, tratando de dirigir el horizonte del planeta en beneficio de sus intereses, y no hay suficiente planeta para saciar las ansias capitalistas de este sistema que quiere acabar con el planeta, seguir profundizando en las desigualdades y que pretende generar diferentes categorías de seres humanos, mediante fronteras y esquilmando el planeta”.

Así, defendió que en la contracumbre ha quedado demostrado que “están a favor de alternativas, que las hay, también en Euskal Herría, un montón de propuestas para acabar con el sistema patriarcal, para lograr la acogida a personas migrantes y refugiadas, y para lograr un desarrollo sostenible con soberanía alimentaria”. “No vamos a permitir que este sistema siga adelante”, proclamó.

Los portavoces de las plataformas convocantes defendieron “alternativas que construyen territorios más unidos, solidarios y mejor equipados para defendernos ante la mercantilización de nuestras sociedades y nuestras vidas, hacer frente a la deslocalización y a la puesta en competencia de pueblos y personas, a la destrucción de la naturaleza y de las culturas populares”.

Por ello, apuestan por propuestas que permitan a los ciudadanos “reapropiarse del ejercicio de la democracia, reconectar con el compromiso político, tomar conciencia de su propio poder”. De ahí que insten a poner en marcha “alianzas y estrategias que permitan invertir lo antes posible” el devenir de la “aceleración de agravamiento de los daños sociales, ecológicos y democráticos causados a escala planetaria por la ofensiva neoliberal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.