Zendal, o el hospital fantasma

Zendal o el hospital fantasma

Este martes pasado, Isabel Díaz Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid, inauguró el Hospital Enfermera Isabel Zendal de Madrid, el llamado ‘hospital de pandemias’. Este centro hospitalario que, según Ayuso, “asombrará al mundo” no recibir a pacientes, en cambio, hasta la semana que viene.

Tampoco cuenta todavía con el personal sanitario que necesita, si bien, como anunció Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad madrileño, los 116 adscritos voluntariamente se incorporarán en los próximos días. Dejan, sin embargo, otros hospitales de la Comunidad.

El Isabel Zendal se ha construido en tres meses y diez días en Valdebebas, cerca del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. El coste de su construcción asciende a más de 100 millones de euros, cuando el presupuesto inicial era de 50 millones.

Supuestamente, contará con 1.008 camas de hospitalización y 48 de UCI, de las cuales 16 serían de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios.

Según el plan del Gobierno de Madrid, esto permitirá que “el resto de hospitales vuelvan a la normalidad con pacientes no Covid”. No obstante, sólo se va a abrir uno de sus pabellones, lo que supone 240 camas.

Además, precisaría de 699 sanitarios. Según este cálculo proporcional de camas/sanitarios, el total de profesionales que se necesitarían sería de unos 3.000.

La oposición y algunos sindicatos censuran que, si no va a haber nuevas contrataciones de sanitarios, como transmitió Escudero, trasladar profesionales desde otros hospitales dejará a éstos en una situación más precaria todavía.

Proceso de adscripción directa de profesionales para el Isabel Zendal

Según el Gobierno regional, el resto la plantilla saldrá de “un proceso de adscripción directa de los profesionales que han sido contratados como consecuencia de la pandemia del Covid-19”.

Sin embargo, fuentes sindicales explican que la Consejería les trasladó que las nuevas adscripciones serán proporcionales de entre todos los hospitales madrileños. Saldrán de los contratos con menor antigüedad de cada hospital.

Con todo y con eso, la Comunidad no confirma si hay sanitarios afectados por esa adscripción.

La Consejería había convocado una mesa sectorial para el pasado lunes con los sindicatos para informar acerca de los recursos humanos del Isabel Zendal. Sin embargo, se aplazó hasta el martes a las 12:30, después de la inauguración.

Por su parte, Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS, el principal sindicato un médico madrileño, señala que “no hay pacientes disponibles para poder ser trasladados. No hay protocolo porque no se nos ha presentado. Tampoco están disponibles los profesionales, sólo hay un listado de voluntarios ya que cerrar el desplazamiento forzoso de 558 profesionales más”.

Incorporación gradual de los profesionales

Así las cosas, desde el Gobierno de Ayuso explican que la incorporación de estos profesionales “se realizará de forma progresiva”. Detallan que será “en función de las necesidades asistenciales que se precise atender en cada momento”. En cambio, no confirman si los 111 voluntarios adscritos están disponibles ya.

Por otro lado, Jesús Jordán, responsable de Acción Sindical CCOO Sanidad Madrid, cree que “la inauguración es un mero acto publicitario. Dos horas después está convocada la mesa sectorial donde la administración tiene que informar si quiere obligar a los profesionales al traslado forzoso o si va a contratar personal específico tal y como le hemos exigido”.

En definitiva, que el Isabel Zendal es un hospital sin médicos ni profesionales de enfermería, ni celadores, ni recursos, pero con sobrecostes millonarios. Un fantasma, otro pelotazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.