Y ahora resulta que hay vida en Venus

Y ahora resulta que hay vida en Venus

Un artículo en la revista especializada Nature Astronomy apunta a la posible existencia de vida “aérea” extraterrestre en Venus.

Los astrónomos han especulado durante décadas con la posible existencia de estos microorganismos en las nubes altas de este planeta rocoso. Flotarían libres de la superficie abrasadora, pero necesitarían de una muy alta tolerancia a la acidez.

Al parecer, todo depende de la fosfina (fosfano), hallada en el espectro del planeta. La fosfina es un gas incoloro, inflamable, que explota a temperatura ambiente, y que huele a ajo.

El descubrimiento ocurrió en 2017. Su responsable, Jane Graves, del Observatorio Europeo Austral. “Cuando obtuvimos los primeros indicios de fosfina en el espectro de Venus, ¡fue un shock!”, afirma en un comunicado la responsable del equipo.

El grupo buscó confirmar los datos mediante tecnología más potente y recurrió, en 2019, al radiotelescopio ALMA, situado en el desierto de Atacama (Chile).

Pero el equipo, formado por investigadores de Reino Unido, Estados Unidos y Japón, estimó que la fosfina que existe en las nubes de Venus es una concentración muy pequeña. Sólo una veintena de moléculas por cada mil millones.

Tras los preceptivos cálculos de los astrónomos, algunas explicaciones apuntan a rayos, volcanes, o minúsculos meteoritos, pero ninguna de estas fuentes podría generar la cantidad suficiente.

La fosfina de Venus podría ser fotoquímica, geoquímica o vida

Los investigadores discurrieron, entonces, que la fosfina de Venus podría ser “fotoquímica o geoquímica desconocidas, o posiblemente vida”, explican los autores en el artículo.

En la Tierra, para la producción de este gas, compuesto por tres átomos de hidrógeno y un átomo de fósforo, las bacterias de nuestro planeta toman fosfato de minerales o de material biológico a los que añaden el hidrógeno.

Probablemente, cualquier organismo de Venus sería muy diferente a sus primos terrestres, pero también podrían ser la fuente de la fosfina detectada en la atmósfera.

Y en esas estamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.