Weber, quien apoyó al ultraderechista Orbán, candidato de la derecha europea para presidir la Comisión

Weber, quien apoyó al ultraderechista Orbán, candidato de la derecha europea para presidir la Comisión

Es el candidato del aparato del partido.
No hubo sorpresas y ayer, en Helsinki, Manfred Weber fue elegido por el Partido Popular Europeo, PPE, como su Spitzenkandidat para optar a la presidencia de la Comisión del bloque comunitario. Era el aspirante del aparato del partido y prácticamente arrasó a su único rival, el finlandés Alex Stubb, haciéndose con casi el 80% de los votos.

el Consejo europeo, integrado por los jefes de Estado y de Gobierno de los 28, elige al presidente de la Comisión europea. En principio no hay reglas, los líderes pueden elegir a quienes gusten pero suele ser de su agrado que los puestos importantes caigan en manos de alguno de los suyos, como mínimo ex primeros ministros.

Por su lado, el Parlamento Europeo tiene cada vez más peso a la hora de designar, impulsar o vetar nombres. Desde el 2014 se promovió el proceso de Spitzenkandidat por el que cada grupo escoge a un jefe, un representante, y un candidato a presidente. A pesar de este proceso, Jean-Claude Juncker, por los populares, frente a Martin Schulz, por los socialistas, fue elegido aunque no era diputado ni estaba en lista alguna.

en esta ocasión, la Eurocámara pretende que el proceso sea vinculante, algo a lo que los jefes de Estado se niegan, y cada grupo elija un candidato seguro antes de las elecciones de forma que los ciudadanos conozcan lo que pudiera ocurrir al votar a uno u otro partido.

En este escenario, Weber no tiene ninguna garantía de que finalmente sea el candidato del PPE, ni que aunque lo sea finalmente alcance la presidencia de la Comisión. Lo de ayer aclara algo el camino, pero si los líderes tienen que sacrificar a alguien, lo harán.

Al 25° Congreso del PPE acudieron la plana mayor de los populares europeos: Angela Merkel, canciller alemana, Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker, de la Comisión Europea, Antonio Tajani, de la Eurocámara, Josep Saúl, presidente del partido, Antonio Lopez-Istúriz, secretario general, Michel Barnier, negociador jefe del Brexit, Sebastian Kurz, primer ministro de Austria, Boiko Borisov, de Bulgaria, Viktor Orbán, de Hungría, y Nikos Anastasiadis, presidente de Chipre, entre otros.

fue precisamente Orbán quien en un momento dado tomó la palabra para alentar a sus correligionarios y a luchar para conseguir ganar en las elecciones europeas, tratando de aparcar las diferencias entre los miembros de la formación conservadora europea toda vez que, entre ellos Stubb, desde el propio PPE se cuestionan algunas políticas del gobierno húngaro. El finlandés ha pedido abiertamente que Orbán salga del partido europeo si no rectifica y cambia su actitud, aunque nadie hasta ahora lo ha solicitado oficialmente.

Asimismo, el primer ministro húngaro agradeció a Weber su visita a Budapest hace unos meses para mostrarle su respaldo ante las elecciones. Por contra, en la Eurocámara se votó hace unas semanas pedir la activación del artículo 7 del Tratado de la Unión contra Hungría a causa de su tendencia autoritaria.

Tusk y Juncker le dieron la réplica. El primero dijo que quien está junto a Putin no es democracia cristiana, mientras que el presidente de la Comisión le decía que “el Estado de Derecho no es un poema, es una obligación diaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *