Vuelven los enfrentamientos con la Policía de Hong-Kong.

Este fin de semana se han reanudado los enfrentamientos entre pequeños grupos de manifestantes y la Policía de Hong Kong después de disolverse una protesta autorizada que se celebraba en el distrito de Kowloon, con el objetivo de crear inestabilidad frente a una comisaría de Policía.
Contra los policías que se hallaban concentrados en la comisaría de Mong Kok fueron lanzados huevos por parte de los manifestantes, además de apuntarles con punteros láser, todo ello para evitar ser identificados por las cámaras policiales.
La inestabilidad creada no pasó de ser un cruce de insultos y la protesta previa discurrió de modo pacífico. En el mismo día y de forma paralela, se celebró una marcha de profesores contra la violencia, y además una contramanifestación de apoyo a la Policía.
Yoyo Wong, uno de los manifestantes de Kowloon, criticó la conducta policial. «Creo que es muy importante que impidamos que la Policía de Hong Kong use la violencia. Como podemos ver en los últimos meses, muchos manifestantes han recibido disparos y esto es ilegal», ha dicho a DPA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.