VOX se querella contra Marlaska

VOX se querella contra Marlaska

Ya había anticipado en cierto modo el líder de Vox, Santiago Abascal, que quien debía pasar a disposición judicial es Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior.

Pues bien, lo va a intentar. Ayer, la formación de ultraderecha presentó una querella ante el Tribunal Supremo contra Marlaska por los incidentes con violencia del 7 de abril. Sucedieron durante un acto de Vox en Vallecas.

No contentos con eso, también se han querellado contra Mercedes González, delegada del Gobierno de Madrid, y Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos.

Además, contra el responsable de la Primera UIP y los responsables de la Asociación Bukaneros. En estos últimos cuatro casos en los juzgados de instrucción.

En un comunicado, la formación de Abascal ha informado de la querella contra el ministro. Lo acusa de unos supuestos delitos de prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos y delito electoral.

A juicio de Vox, Marlaska permitió que “se desarrollasen convocatorias ilegales para impedir un acto electoral” en Vallecas. Asimismo, sostiene que las concentraciones “venían alentadas por conocidos personajes públicos y políticos y no eran desconocidas por el ministro”.

De ahí que la formación de extrema derecha considere al ministro responsable de “no haber impedido el lanzamiento de objetos y las agresiones a los participantes en el acto político”, reza el documento.

Hubo 55 heridos en el acto de Vox

En los sucesos hubo 35 heridos, entre ellos, Ángel López Maraver, diputado de Vox por Guadalajara. También, una veintena de agentes de policía, la mayoría, leves.

Denuncian que el dispositivo policial era “intencionadamente defectuoso con la intencionalidad de que el acto no se celebre, favoreciendo la actuación de los contramanifestantes”.

Respecto a las otras querellas, atribuyen a la delegada del Gobierno y al responsable de la Unidad de Intervención Policial los mismos delitos. Salvo el de delito electoral, prevaricación y omisión del deber de perseguir delitos.

Contra Monedero y los responsables de la Asociación Bukaneros, los supuestos delitos de concentración ilícita y delito de odio. Además, contra el cofundador de Podemos, un presunto delito de incitación al odio.

Todas las querellas, destaca Vox, “adquieren una mayor gravedad al ser cometidos en periodo electoral”.

Como a Abascal no le salió bien la jugada y no consiguió la foto que quería, ahora trata de sacar rédito y hacer ruido mediante estas querellas. Pero vamos, tiene poco recorrido, entre otras cosas porque aún no se estaba explícitamente en periodo electoral. La campaña empieza hoy. Eso, sólo ruido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.