Vox llama “buscadores de huesos” a las víctimas de la memoria histórica

Vox llama "buscadores de huesos" a las víctimas de la memoria histórica

Insta también a buscar en “lugares donde fueron asesinados cientos de españoles a manos de las milicias del Frente Popular”.
Durante su intervención en el Pleno del Parlamento andaluz, Benito Morillo Alejo, diputado de Vox, se ha referido a los defensores de la memoria histórica como “buscadores de huesos” y “estrategas del revanchismo”.

Además ha instado a aquellos “buscadores de huesos” a que cavaran también en los alrededores del cementerio de Mancha Real, en el desierto de Tabernas, en los terrenos de la antigua prisión provincial de Málaga o en Cañete de las Torres y en otros muchos “lugares donde fueron asesinados y enterrados cientos españoles a manos de las milicias del Frente Popular”.

En un encendido debate en el que el PSOE andaluz ha defendido una moción acerca de la memoria histórica, Morillo ha dicho que “el sectarismo de la izquierda, cuyo gérmen fecundó en la sociedad de los años 30 pariendo aquella monstruosa guerra, vuelve a intentar casi un siglo después una nueva inseminación en una sociedad que vive afortunadamente de espaldas a aquella trágica experiencia de nuestro pasado reciente”. Tal vez convenga recordar a su señoría que fue la ultraderecha quien dio un golpe de Estado e inició una guerra fratricida.

En su opinión, “se quiere de nuevo remover los cimientos del pasado con la pretensión, afirman los estrategas del revanchismo, de mejorar la convivencia entre españoles”. Y añade: “Así quieren honrar a quienes se esforzaron por conseguir un régimen democrático en España y a los que lucharon contra la dictadura en defensa de libertades y los derechos fundamentales de los que hoy disfrutamos”.

En esa línea de un discurso alocado y sin sentido, el diputado de Vox se ha cuestionado “si entre estos esforzados se incluyen a los grupos anarquistas de las Patrullas del Amanecer o los socialistas de la Revolución de Octubre, o los maquis que durante los años de la posguerra secuestraron, asesinaron en cortijos, aldeas y pueblos de España más profunda”.

Ignorando por completo el sentido de la memoria histórica, incluso la historia, y en un concurso de reproches forzado, Morillo ha sostenido que “si se van a revisar los juicios sumarisimos del final de la guerra, ¿qué hacemos con todas las condenas a muerte de los llamados tribunales populares? ¿quién pide perdón por el asesinato de Calvo Sotelo o de Víctor Pradera a manos del socialista Indalecio Prieto?” Y continuando en su línea del y tú más: “Si hurgamos en la tierra de Viznar para encontrar los huesos de García Lorca, ¿hurgamos en Paracuellos?”

Y, así, en su loca carrera con la pretensión de aplicar la Ley del Talion, trató de poner los artículos 13 y 16 de la Ley de Memoria Histórica de su parte, indicando que “atienden a muy legítimas demanda de no pocos ciudadanos que ignoran el paradero de sus familiares, pero ¿incluimos aquí a los que forman parte del 60% de los 70.000 fusilados y desaparecidos del 36 al 39 por el bando republicano y cuyos cuerpos no han sido hallados por estar enterrados quién sabe dónde?”, a modo de estrecha justificación de que, ‘si no se hace esto, no se haga aquello’, “insultando”, como así le ha recriminado Antonio Maíllo, portavoz de Adelante Andalucía, a las víctimas de la dictadura franquista y a quienes defienden la validez y ejecución de la Ley de Memoria Democrática.

Entrando una y otra vez en una constante contradicción, el diputado de ultraderecha señaló que para su grupo “es igual de condenable el bombardeo de Guernica que el de Cabra, la matanza de Badajoz y la de Paracuellos, el asesinato de García Lorca y de Muñoz Seca, el exilio de Antonio Machado y el de Miguel de Unamuno”, pero criticando con dureza que se destinen fondos para aplicar la ley. Y para colmo, sonó a chantaje que recordara a Patricia del Pozo, consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, el acuerdo suscrito entre PP y Vox en el punto 33, en que se refiere a “promover una Ley de Concordia que sustituya a la Ley de Memoria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *