Vox amenaza con no votar a Ayuso y exige formar parte de su gobierno

Vox amenaza con no votar a Ayuso y exige formar parte de su gobierno

Si PP y Ciudadanos quieren gobernar la Comunidad de Madrid con los votos de Vox, tendrán que firmar abiertamente con éstos “un programa único común” y cumplir tres condiciones: “respeto, compromiso y lealtad”. Así lo ha anunciado Rocío Monasterio, portavoz de la formación de ultraderecha en la Asamblea madrileña.

Vox también ha impuesto fecha y hora límites: el 2 de julio hasta las 14:00 horas. La pretensión es que la investidura se celebre el 11 de ese mismo mes.

Monasterio quiso matizar que vienen “a defender ideas, no a pedir consejerías”. El objetivo es “evitar políticas del consenso socialdemócrata”, sostuvo, para lo cual exige “respeto” hacia sus votantes y que les dejen de “insultar” y establecer “cordones sanitarios”. También, compromiso con el documento que firmen las “tres partes”, aunque no sea “indispensable” sentarse en la misma mesa.

Al margen de las tres condiciones, la formación de ultraderecha exige el cumplimiento de, al menos, tres principios programáticos. En primer lugar, “bajar todos los impuestos”, además de ejecutar una “auditoría exhaustiva de las subvenciones que se han otorgado durante los últimos años” y eliminar aquellas que se destinaron a financiar “chiringuitos”.

La candidata de Vox señaló que quieren que las subvenciones “se den por criterios razonables y no se dé prioridad a un tipo de ideología. No puede ser que haya más subvenciones para sindicatos que para combatir la pobreza”. Pretende que los recursos obtenidos de la reducción del gasto político sean destinados a “mejorar la vida de los madrileños”, con el objetivo de darle la vuelta al “invierno demográfico e incentivar y apoyar la maternidad”, creando una Consejería de Familia y Natalidad.

Asimismo, piden que se apruebe el Pin Parental de forma que “los padres puedan excluir a sus hijos de aquella actividad que sea contraria a sus convicciones”. También, la derogación de artículos de la normativa que atenten contra la libertad de los progenitores a educar a los hijos según las convicciones morales.

En este sentido, solicita la supresión de algunos artículos de la ley 2/2016, de 29 marzo, de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación, y de la ley 2/2016, de 22 de julio, de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación Sexual.

Asimismo, hacen un llamamiento a aprobar normativas en los centros educativos para asegurar la protección frente a situaciones de discriminación, acoso o vivienda y que se atienda a todas las personas en situación de riesgo, sin menoscabo de los derechos fundamentales.

Por otro lado, exigen la colaboración “desde todos los organismos de la Comunidad con todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la identificación de todos los inmigrantes que se encuentren de forma ilegal con especial atención a la identificación y repatriación de los menas –Menores Extranjeros No Acompañados-“.

En el detalle de sus exigencias, Monasterio ha explicado que, puesto que los recursos “no son infinitos”, los países de origen se vean obligados a pagar la factura sanitaria de los inmigrantes y de los comunitarios visitantes ilegales que se hayan beneficiado de la Sanidad Pública, logrando, así, evitar “el turismo sanitario”.

También, desde el ámbito jurídico y administrativo que corresponda, que se ilegalice las organizaciones que cooperen “con las mafias de tráfico de personas o favorezcan la inmigración ilegal”, así como se eliminen casa ayudas a los inmigrantes ilegales y a aquellas asociaciones que participan en la inmigración ilegal.

La candidata de extrema derecha pretende que se alcance un acuerdo en esta misma semana, pero, si no se logra, tendrán “todo el verano” para continuar con las negociaciones.

1 thought on “Vox amenaza con no votar a Ayuso y exige formar parte de su gobierno”

  1. Tengo que repetir lo que ya he dicho en otros comentarios sobre Vox, no solo lo han dicho, sino que además han hecho público el acuerdo que tienen con Ciudadanos y el PP. Atrás quedaron los tiempos en que un apretón de manos valía más que una firma, ahora ni las firmas se respetan, en este caso los que obran mal son Ciudadanos y el PP dos partidos que con estas cosas solo consiguen echarse piedras encima, lástima que la gente tenga la memoria muy corta y no recuerden nada. ¿ Y si Vox pese a ser de ultra derecha no fuera ese lobo feroz que nos han vendido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.