La viruela del mono se extiende, pero no igual que el coronavirus

La viruela del mono se extiende, pero no igual que el coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que el virus de la viruela del mono ya se ha extendido a más de diez países. Y habrá más, advierte.

De hecho, se han confirmado casi un centenar de casos en el mundo y hay más de cincuenta pendientes de confirmación. De los 13 países que han notificado infecciones, el último país ha sido Israel.

Por todo ello, ha anunciado el inicio de un protocolo de trabajo con los países afectados.

En un documento, la OMS describe al virus de la viruela del mono como “endémico en las poblaciones animales de varios países”.

Con todo, reconoce que los brotes registrados hasta ahora representan una circunstancia “atípica” por suceder el lugar es “no endémicos”.

Por otro lado, la organización explica que “la viruela del mono se propaga de manera diferente al coronavirus, siempre bajo un estrecho contacto”.

Así, “la gente que ha mantenido una interacción cercana con alguien afectado presenta más riesgo de contagio. Esta población incluye a trabajadores sanitarios, miembros de una familia o compañeros sexuales”.

Por tanto, niega que este virus tenga una especial incidencia de contagios entre la población homosexual. Considera “inaceptable” que algunos grupos de personas terminen “estigmatizados”.

La OMS sostiene que “el riesgo de infectarse con la viruela del mono ni se limita las personas sexualmente activas”. Tampoco “a los hombres que tienen sexo con hombres”, añade.

“Cualquiera que tenga contacto físico cercano con alguien contagiado está en riesgo”, sentencia.

Así las cosas, la organización concluye que la discriminación “puede impedir que las personas afectadas busquen atención y provocar una propagación no detectada”.

La viruela del mono se da en África Central y Occidental. A menudo, cerca de las selvas tropicales. De hecho, es endémica en República Democrática del Congo, donde apareció por primera vez en humanos en 1970.

Entre los síntomas más frecuentes: fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, ganglios linfáticos inflamados, dolor de espalda, fatiga, escalofríos y erupciones cutáneas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.