La vergonzosa escena que dejó de pie a Ursula Von der Leyen

La vergonzosa escena que dejó de pie a Ursula Von der Leyen

Que el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, desprecia a las mujeres es un hecho, pero que ese desprecio llegue a Ursula von der Leyen, la jefa de la Comisión Europea, es intolerable. Vergonzoso en cualquier caso por el hecho de ser mujer.

Es lo que sucedió este martes en la reunión tripartita en Ankara con presencia de Erdogan, Charles Michel, responsable del Consejo Europeo, y la presidenta del Ejecutivo comunitario.

Los encargados del protocolo en Turquía no reservaron tres asientos al mismo nivel para los tres actores. Ursula von der Leyen se encontró con que no tenía uno para ella a la misma altura que sus homólogos.

Tuvo que conformarse con sentarse en un sofá ante la perplejidad de Michel, la tranquilidad de Erdogan y la inacción de los demás.

Es intolerable el trato recibido por la política alemana porque por el hecho de ser mujer no puede quedar desplazada en una reunión del nivel que sea. Y lo es también porque estamos hablando de la máxima autoridad de la Unión Europea, a la misma altura de poder, o más, que el propio Erdogan.

Ursula von der Leyen prefirió dejarlo pasar para no tensar más

La Comisión Europea criticó el miércoles el ‘incidente’, aunque no quiso entrar en mayores polémicas. Digna de admiración, la elegancia de Von der Leyen que dejó pasar la situación en el propio lugar por no tensar las relaciones ante la importancia los asuntos a tratar.

En esa misma línea se manifestó también Michel, que explicó que no actuó por no “agravar” la “lamentable situación”. Habría sido, dijo, “privilegiar” de ese modo la “discusión política” del presidente turco. El encuentro debía servir para limar asperezas con Turquía tras varios meses de tensiones.

De hecho, el presidente del Consejo Europeo ha lamentado que el deplorable episodio haya “eclipsado” el “importante trabajo geopolítico” realizado.

Asimismo, que se haya dado una “impresión” equivocada de él, porque es “un honor participar en este proyecto europeo, del que dos de las cuatro instituciones principales están dirigidas por mujeres”, afirmó.

Vagas justificaciones por parte de Turquía

Por su lado, los responsable de protocolo turcos se justifican diciendo que “se cumplieron las demandas” de la UE, repartiendo los asientos “acorde a sus sugerencias”.

Mevlut Cavusoglu, ministro de Exteriores de Turquía, aseguró que “el protocolo que se aplica en los encuentros en Turquía es el protocolo internacional”.

Lo niegan desde la Comisión Europea. Eric Mamer, su portavoz principal, ha insistido en que el equipo encargado del protocolo comunitario no fue al viaje. Fue la delegación de la UE en Turquía y el equipo del Consejo quienes organizaron la reunión junto a las autoridades turcas.

“Hubo un incidente pero la presidenta decidió seguir el encuentro y dejar clara su posición. Eso es en lo que deberíamos fijarnos, en la relación con Turquía”, destacó. Con todo, Ursula von der Leyen ha instado a analizar lo sucedido para garantizar que no se vuelve a repetir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.