Euskadi, Madrid, Galicia, Andalucía y Castilla y León desobedecen las nuevas medidas anticovid del Gobierno

Euskadi y Madrid desobedecen las nuevas medidas anticovid del Gobierno

Primero fueron Euskadi y la Comunidad de Madrid las regiones que han decidido no cumplir con las nuevas medidas anticovid propuestas por el Ejecutivo. A ellas se unieron poco después Galicia, Andalucía y Castilla y León.

En opinión del lehendakari Íñigo Urkullu, la modificación de las medidas anticovid que ha planteado el Gobierno es una “invasión de competencias”.

En consecuencia, Euskadi “seguirá su propia hoja de ruta” en la gestión de la crisis sanitaria. Mantendrá, por tanto, las medidas que las instituciones vascas actualizaron este pasado lunes.

Así se ha manifestado este jueves en declaraciones a los medios, rechazando, además, el modo de actuar del Ministerio de Sanidad. El miércoles se reunió el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El desacuerdo del Departamento de Salud del Gobierno Vasco se mostró al no participar ni en el debate ni en la votación de las medidas anticovid incluidas en el documento planteado por Sanidad.

Entre estas medidas, horarios de hostelería, ocio, eventos o cribados. Es en estas materias en las que Euskadi considera que se invaden competencias.

Las medidas anticovid vascas han demostrado su “eficacia”

“El Gobierno central debería ser consciente de que en Euskadi tenemos nuestra propia hoja de ruta, que es el Plan Biziberri”, señaló Urkullu. A su vez, destacó que dicho plan se compartió “con el propio Gobierno español” y ha demostrado que es un instrumento “eficaz”.

Así las cosas, aseguró que el Plan Biziberri “es la hoja de ruta que tenemos en Euskadi y la que vamos a seguir”. Tras ello, el lehendakari denunció el “desconcierto absoluto” que resulta patente por la forma de actuar del Ejecutivo central.

“No es una actitud de cogobernanza, de gobernanza compartida, de gobernanza colaborativa”, dijo tras pedir “orden” ante la situación. En ese sentido, se lamentó de que Sanidad presentara un documento de modo “unilateral” y como “imposición”. Al tiempo, criticó que no se haya hecho “un planteamiento previo” ni se haya buscado “consenso”.

Como demostración de la “eficacia” de las medidas anticovid de las instituciones vascas, “menos camas hospitalarias y camas UCI ocupadas y menos fallecimientos”. Eso, comparando con la media del Estado español.

Por su lado, tampoco Madrid acatará las nuevas medidas anticovid propuestas por el departamento que dirige Carolina Darias. La propia Isabel Díaz Ayuso, presidente en funciones madrileña, ha insistido en el desacato.

Considera que las propuestas de Sanidad son una “imposición política”, no “sanitaria”. “Mientras no sea obligatorio lo que no vamos a ir es contra los intereses de los ciudadanos. Este Gobierno se las tendrá que apañar, como sabe hacer, para apañar y arrollar”, apuntó ante la prensa.

A su vez, sostuvo que no es “rebeldía”. Explicó que “rebeldía significa ir contra las normas establecidas y esta norma no es de obligado cumplimiento y no se puede imponer por varios motivos”, aunque no detalló cuáles son esas razones.

Galicia seguirá la línea de Euskadi

Por su parte, Galicia, que votó en contra, critica que el Ejecutivo central pretenda “limitar ahora el proceso de apertura” de la hostelería y el ocio nocturno.

Ante eso, el Gobierno gallego seguirá, como Euskadi, su “hoja de ruta”. Lo hará hasta que la asesoría jurídica de la Xunta dictamine si “partes” del protocolo de Sanidad son de “obligado cumplimiento”.

Otra vía tomará Castilla y León, cuyo vicepresidente, Francisco Igea, ha anunciado que recurrirá el plan aprobado por el Consejo Interterritorial. En la misma línea que Urkullu, dijo que las medidas anticovid del plan gubernamental “vulneran” las competencias autonómicas.

Asimismo, Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, adelantó que la región no acatará estas normas. Se tratan de una “invasión de competencias brutal” por parte de Sanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.