Una vacuna norteamericana supera la fase uno

Una vacuna norteamericana supera la fase uno

La carrera para encontrar una vacuna contra la Covid-19 está avanzando a buen ritmo. La empresa estadounidense Novavax ha superado la fase uno de sus investigaciones con resultados prometedores.

El cien por cien de las personas a los que se inoculó la vacuna genera anticuerpos IgG, los considerados de larga duración. También células T para dar respuesta inmune contra la enfermedad.

Así lo ha comunicado la compañía cuyo ensayo se ha desarrollado con 131 adultos sanos de entre 18 y 59 años en dos localidades de Australia. Ya con la primera dosis se generaron anticuerpos y con él la segunda las células de respuesta inmune. Para las pruebas, se han utilizado dos dosis diferentes, de 5 y 25 microgramos. En ambos casos la inmunización fue parecida.

Según la compañía, la mayoría de los participantes en el ensayo toleraron bien la vacuna. Experimentaron reacciones leves la mayoría de los casos. Con la primera dosis, algunos sufrieron cierta debilidad y, con menos frecuencia, dolores de cabeza y fatiga.

Cuando se le inoculó la segunda dosis, los efectos se incrementaron, durando menos de dos días, y en ningún caso hubo efectos secundarios severos.

La vacuna de Novavax, llamada NVX-CoV2373, se ha desarrollado a partir de proteínas espiga del coronavirus SARS-CoV-2. Se añadió el adyuvante Matrix-M. Se trata de una sustancia que hace que la respuesta inmune sea más efectiva.

Así las cosas, Gregory M. Glenn, responsable de Investigación y Desarrollo de la compañía estadounidense, ha señalado que “los datos de la fase 1 demuestran que la NVX-CoV2373 es una vacuna contra la COVID-19 con buena tolerancia y un perfil de inmunidad robusto”.

La generación de anticuerpos en el organismo fue «mayor de la observada en un grupo de pacientes que tuvieron la enfermedad de forma significativa”, añadió.

Millones de euros para hallar cuanto antes una vacuna

Novavax recibió en julio alrededor de 1.350 millones de euros del gobierno de Estados Unidos para el desarrollo de su vacuna. A cambio, deberá entregar cien millones de dosis a la administración norteamericana. Además, el Departamento de Defensa ha invertido otros 60 millones de dólares, unos 51 millones de euros.

Asimismo, la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias, ha aportado a las investigaciones 328 millones de euros. Esta asociación noruega cuenta con la colaboración de los gobiernos de Noruega e India. También de la Fundación Bill & Melinda Gates, la Comisión Europea y el Foro Económico Mundial, con aportaciones de varios países.

Desde que comenzó la epidemia de coronavirus, varias empresas biotecnológicas se apuntaron a la carrera para encontrar una vacuna. Entre las más desarrolladas, la de la también estadounidense Moderna. Otra, la de AstraZeneca, que colabora con la Universidad de Oxford.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.