La vacuna china: la última esperanza para sobrevivir

La vacuna china: la última esperanza para sobrevivir

Encontrar una vacuna contra el coronavirus es una prioridad de todos los gobiernos del mundo. Es lo único que garantiza no volver a pasar por esta pandemia. Con ese empeño, la Academia Militar de Investigación Médica de China ha venido desarrollando la que puede ser la primera vacuna en la lucha contra el coronavirus.

Así lo anunció el Ministerio de Defensa chino, que afirmó en un comunicado que ha conseguido “con éxito” una vacuna efectiva contra el Covid-19. Ya se han autorizado las pruebas en humanos.

Aunque el texto emitido por Defensa de China no detallaba cuándo comenzarán los ensayos clínicos, varias instituciones del país señalaron que darán comienzo en abril.

El equipo de investigación que lidera la epidemióloga Chen Wei ha desarrollado la medicación que puede prevenir el Covid-19. Chen declaró que la vacuna se desarrolló de acuerdo a los “estándares internacionales y la regulaciones locales”, Afirmó que ya están preparados para “una producción a gran escala, segura y efectiva”.

La vacuna se basa en vectores virales de la gripe

El Ministerio de Educación chino ha explicado que se trata de una vacuna basada en vectores virales de la gripe. Se ha experimentado en animales y los ensayos clínicos darán comienzo en abril. Colaboran las universidades de Pekín, Tsinghua y Xiamen, además de otras instituciones de investigación.

Por otro lado, Yi Chengdong, subdirector de la Comisión Municipal de Salud de Shanghái, asegura que científicos chinos han desarrollado una vacuna en la plataforma mRNA, cuyos ensayo clínicos también comenzarán en abril. Se basa en proteínas virales derivadas de las proteínas estructurales de un virus.

A su vez, Zhang Quan, director de la comisión de ciencia y tecnología de esta ciudad, anunció la aprobación de tres nuevos productos empleados en las pruebas de diagnóstico. Ya se aplican en Shanghái.

En China, hasta el momento, se han registrado casi 81.000 positivos y más de 3.200 muertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *