La vacuna de AstraZeneca es tan apta como las demás

La vacuna de AstraZeneca es tan apta como las demás

Tras la aparición de 11 casos de trombosis coincidiendo en el tiempo con la puesta de la vacuna de AstraZeneca, varios países pararon su inoculación. Entre ellos, España.

Todos lo hacen haciendo valer el principio de precaución hasta que el Comité Europeo de Farmacovigilancia (PRAC) de la Agencia Europea del Medicamento se pronuncie.

Dicho esto, los expertos coinciden en que no hay motivo de preocupación. Tampoco evidencia científica de que la vacuna de AstraZeneca sea la causante de esos eventos trombóticos. No obstante, el PRAC analiza todos los datos disponibles y hoy dará a conocer sus conclusiones.

Por el momento, se ha vacunado con este compuesto a 17 millones de personas en Reino Unido y la Unión Europea. Asimismo, hasta ahora no hay indicios que conecten la administración de esta vacuna con los casos de trombosis.

De hecho, la OMS reitera que detener la vacunación con el compuesto de la Universidad de Oxford es una decisión de los países, pero no una recomendación suya.

Entretanto, la Agencia Europea del Medicamento se reafirma en que los beneficios de la vacuna superan los riesgos de los efectos secundarios que pueda causar. Insiste en que no hay evidencia de la conexión entre ambas cuestiones.

La propia organización de salud de la ONU entiende que parar las campañas con la vacuna de AstraZeneca supone un mayor riesgo ante la gravedad de la epidemia.

Efectivamente, hay una asociación en el tiempo de los eventos con la inoculación del antídoto. De ahí que lo investigue el PRAC, que analizará una serie de datos y parámetros y sacará conclusiones.

Muchos expertos consideran temerario paralizar la puesta de la vacuna de AstraZeneca

Son muchos los expertos que consideran que la suspensión temporal es injustificada y una temeridad. Apuntan a que se trata de una decisión política y no científica.

En lo que sí coinciden todos es en dos aspectos clave. De un lado, que se trata de un evento adverso muy poco frecuente. De otro, que al final es una cuestión de valorar riesgo frente a beneficio. Y en esto coindicen también: el beneficio es mucho mayor que el riesgo.

Es más. Contagiarse con el coronavirus tiene más posibilidades de desarrollar un episodio trombótico que inocularse la vacuna. La Covid-19 favorece el desarrollo de coagulos.

Con todo, también son muchos los que comprenden la decisión de los gobiernos por el principio de precaución. No obstante, insisten en que la vacuna es segura.

Al tiempo, hay confianza en que se reanude la vacunación con este compuesto porque agilizará mucho el proceso. No hay olvidar que AstraZeneca tiene un alto volumen de dosis comprometidas para España.

Al margen de ello, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) recomienda para aquellos a los que se les ha administrado que observen posibles síntomas de un hipotético evento trombótico. También en el futuro si se reanuda la vacunación con el compuesto de Oxford.

Puede aparecer dolor de cabeza, un síntoma frecuente después de recibir una dosis. Si la vacunación ha sido en los últimos 14 días y el dolor de cabeza es intenso, persistente, cambia al tumbarse o se producen alteraciones visuales o neurológicas persistentes, la AEMPS aconseja acudir a un médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.