Uruguay: un ejemplo contra la desigualdad

Es el país que mejores resultados obtuvo de América Latina y el Caribe, según CEPAL.
De acuerdo con el informe Panorama Social de América Latina 2017, en 2014 el 28,5% de los latinoamericanos era pobre, en 2015 subió al 29,8% y en 2016 alcanzó el máximo, siendo su porcentaje el 30,7%, para, en 2017, quedar “estable”. Es aquí dónde Uruguay obtiene los mejores resultados: el 9,4% de la población era pobre en 2016, frente a Honduras, que es el que salió peor parado, con el 65,7% de sus habitantes en pobreza. En el caso de la pobreza extrema, Uruguay también obtiene los mejores resultados, ya que, en 2016, el crecimiento fue del 0,3%, mientras que en Honduras, otra vez con el peor resultado, el 42,5% de su población estaba en pobreza extrema. Sin embargo, en términos generales, CEPAL afirma en su informe que la pobreza se redujo en un 15,2% entre 2002 y 2016.
En términos de desigualdad, Uruguay también encabeza la lista de aquellos que mejores resultados obtienen. Tomando como referencia el coeficiente de Gini, en el que cero es la ausencia de desigualdad y uno la desigualdad máxima, en Latinoamérica y Caribe la media era de 0,538 en 2002 y, en 2016, fue de 0,467, siendo en Uruguay el año pasado en 0,391, frente al 0,535 de Guatemala, el peor de todos.
Según ha declarado Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal, “la experiencia reciente nos indica que el aumento de los ingresos en los hogares de menores recursos ha sido imprescindible para la reducción tanto de la pobreza como de la desigualdad de ingresos”, algo a lo que “han contribuido decisivamente las políticas distributivas y redistributivas de los países, como reformas tributarias, salarios mínimos, pensiones y transferencias vinculadas a las estrategias de reducción de la pobreza y a la expansión de los sistemas de protección social”.





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.