Urkullu convoca elecciones en el País Vasco

Urkullu convoca elecciones en el País Vasco

Parece difícil que en el actual clima político en España y el País Vasco se pudieran aprobar leyes, por lo que Íñigo Urkullu, Lehendakari, ha convocado elecciones en Euskadi para el 5 de abril. El anuncio lo ha hecho en una rueda de prensa convocada con urgencia, lo que hacía sospechar que iba a anunciar el adelanto electoral.

Desde hacía tiempo se sospechaba que el Lehendakari barajaba esa posibilidad. El pasado 4 de febrero se supo que los miembros del Gobierno vasco habían debatido acerca de la conveniencia de adelantar las elecciones.

Urkullu ha señalado que convoca las elecciones en el País Vasco para “ahorrar a los vascos ocho meses de campaña electoral permanente”. A su juicio es muy difícil aprobar proyectos de ley con el actual clima político. Así, un nuevo Gobierno podrá hacerlo con “certidumbre y fortaleza”.

De este modo, “tras realizar un análisis compartido y en profundidad” del contexto decidía convocar elecciones en la región para el primer domingo de abril.

En la rueda de prensa de las 16:00 de ayer, el jefe del Ejecutivo vasco explicó que hay cuatro razones que le han llevado a tomar la decisión. Una de ellas, “el clima electoral instalado en Euskadi”.

“Hemos comprobado que la dinámica iniciada en el Parlamento Vasco va a hacer muy difícil avanzar en la aprobación de los proyectos o proposiciones de ley que se encuentran en tramitación. Son 29 iniciativas y es improbable que la gran mayoría de ellas puedan aprobarse en los meses que restan de legislatura”, indicó.

“Esta decisión se adopta en beneficio de la sociedad vasca”, siguió explicando. “Ahorramos a la ciudadanía una campaña electoral permanente a lo largo de los ocho próximos meses y la reducimos a solo dos”, pormenorizaba.

Para Urkullu, la convocatoria electoral supone “ganar tiempo”

De este modo, el País Vasco “gana tiempo para adoptar, desde la certidumbre y el consenso, las decisiones que permitan responder a los retos estratégicos de futuro que tiene que abordar en los próximos años”, apuntó.

Asimismo, dijo, contribuirá a “alinear” la gestión del Ejecutivo y su programa a la realidad “institucional de los Ayuntamientos y Diputaciones recientemente constituidos”. Se refería al Gobierno de coalición recién estrenado y “también, a la nueva etapa iniciada en Europa”, que también ha renovado la Comisión Europea.

Urkullu agregó que de este modo el nuevo Ejecutivo regional estará en marcha antes del verano. Con ello, se podrán aprobar las directrices económicas y presupuestarias para 2021 habiendo “una posición de mayor certidumbre y estabilidad”. “Supone en la práctica ganar medio año”, concluyó.

Así las cosas, la sociedad vasca contará con la “garantía” y con la “seguridad” de que el Gobierno seguirá trabajando “con absoluta normalidad”. Será así, “ahora” y “cuando se encuentre en funciones”, afirmó.

Los Presupuestos de 2020 ya están “aprobados y en ejecución”. El cumplimiento del programa y la negociación de las transferencias pendientes, añadió, “se van a seguir manteniendo con el mismo nivel de exigencia y rigor que hasta la fecha”.

Los tres retos estratégicos podrán ser afrontados por el nuevo Ejecutivo con “certidumbre y fortaleza”. Citó el reto tecnológico, el energético y climático y el demográfico-social. “En solo dos meses la ciudadanía vasca decidirá la orientación de esta nueva etapa para Euskadi”, zanjó.

Una de las posibles consecuencias de esta convocatoria electoral era el adelanto de comicios también en Galicia, y así ha sido. El efecto dominó ya se ha producido en otras ocasiones, entre otras razones por el ahorro del coste que supondría. Ahora se añade el hartazgo de la ciudadanía de tanta convocatoria electoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *