UNICEF se propone salvar a casi treinta mil niños en Siria

UNICEF se propone salvar a casi treinta mil niños en Siria

De más de 60 países distintos proceden los casi 30.000 niños “atrapados” en Siria que UNICEF quiere que los gobiernos extranjeros, con “urgencia”, se hagan cargo de ellos “antes de que sea demasiado tarde”.

En un comunicado, Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia, ha señalado que “los gobiernos son responsables y tienen la oportunidad de hacer lo correcto y llevar a esos niños y a sus padres a casa, donde pueden recibir una atención adecuada y estar a salvo de la violencia y los abusos”.

Naciones Unidas ha constatado la repatriación ahora de alrededor de 650 menores a cargo de unos 17 países y subraya que debido a esos trabajos los niños “están a salvo, van a clase y se recuperan de las experiencias de la guerra”.

Y es que, según indica Fore, salir de Siria también es escapar de “condiciones que no son para niños”. Así, UNICEF calcula que “casi 28.000 niños de más de 60 países” se encuentran en el escenario de la ofensiva militar turca contra los rebeldes kurdos al noreste de Siria.

20.000 de ellos son iraquíes, más del 80% son menores de 12 años y el 50% tienen menos de 5 años. En ese contexto, la directora ejecutiva del organismo de la ONU alerta de que las repatriaciones por ahora son una “excepción”.

De ahí que haga un llamamiento a la comunidad internacional para que antepongan el bienestar de los menores a cualquier otra cuestión política, territorial o de seguridad. La preocupación “por la seguridad y el bienestar de los niños” es grande para UNICEF.

Igualmente, ha instado a tener en cuenta la unidad familiar y el principio de no devolución, atendiendo a todos los países están obligados a proveer a sus ciudadanos de la documentación precisa para garantizar la nacionalidad y eludir potenciales casos de apatridia.

En ese sentido, Fore ha alertado de que “los niños, sea en el noreste de Siria o en cualquier otra parte del país, no deben quedar abandonados mientras el muro de la guerra se cierra sobre ellos”.

250 menores de incluso nueve años permanecen bajo custodia, si bien UNICEF calcula que el número real “probablemente sea mucho mayor” en tanto en cuanto existe muy poca información sobre ello.

La directora ejecutiva ha hecho hincapié en que la detención “debería ser solo una medida de último recurso y por el menor tiempo posible”. También destaca que el arresto no puede basarse solo en la supuesta pertenencia de algún familiar a un grupo armado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.