Una nueva oportunidad para la protección climática

Por Sandra Escudero.
Cumbre Mundial de Cambio Climático (COP 23), Bonn (Alemania).

Dos temas de conversación centran las reuniones familiares y de amigos en los últimos tiempos; una, la grave situación de Cataluña y dos, la nueva realidad climática que tenemos en nuestro país.
Las altas temperaturas fuera de la época estival, la grave sequía que atravesamos, la carencia de recursos hídricos, así como las lluvias torrenciales y desastres naturales cada vez más frecuentes en nuestro territorio, está contribuyendo a que todos seamos cada vez más conscientes que el Cambio Climático es una realidad que ya nadie cuestiona.
En estos días, desde el pasado 6 de noviembre y hasta el próximo 17 se está celebrando en Bonn (Alemania) la COP 23, la Cumbre Mundial de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y que encara en esta semana su recta final, al más alto nivel con la presencia de los Jefes de Estado y de Gobierno.
La primera novedad de esta COP 23, estriba en la Presidencia de la misma que por primera vez la ostenta Fiji que junto con otras islas del Pacífico como Maldivas, Samoa o Tuvalu constituyen unas de las áreas del Planeta más vulnerables a los efectos del Cambio Climático, ya que se calcula que el progresivo aumento del nivel del mar provoque dos millones de desplazados climáticos de aquí al año 2050, es decir casi una quinta parte de los habitantes de esa región geográfica.
Cuando nos encontramos en el ecuador de la cumbre, el reto de la comunidad internacional así como de la UE es enorme, ya que el Acuerdo de París (2015) estableció limitar la emisión de gases de efecto invernadero para el año 2050 en un 95% por debajo de los niveles fijados en 1.990, así como limitar el incremento de la temperatura al menos 2º.
Por otro lado la intención del Presidente de EE.UU de abandonar París en el 2020, amenaza con no conseguir los objetivos climáticos a nivel mundial, aunque Donald Trump se encuentra con una importante oposición en su país con la Plataforma “we are still in” (seguimos dentro), liderada por Alcaldes, y Gobernadores (muchos de ellos republicanos), así como líderes ambientalistas, sociales y empresariales que abogan por que EE.UU adopte acciones positivas a favor del clima.
Esperemos que, en esta recta final los distintos trabajos que se están desarrollando en todos los niveles de manera simultánea entre los Estados, las Regiones y los Gobiernos Locales tengan muy presente el espíritu de la Declaración de la UNESCO sobre la Protección de las Generaciones Venideras que establece que:
“Debemos tener muy presente que los derechos de las generaciones venideras son hoy nuestros deberes y que el mundo de mañana será unánime o no será y por tanto, nada de lo que hagamos hoy o no, puede resultarnos ajeno, porque de ello dependerá el futuro de los que vengan detrás”(..).
Desde estas líneas deseamos que éste sea el espíritu que guíe a nuestros líderes a conseguir con éxito los mejores objetivos de esta COP 23.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.