Una insostenible Cospedal confió a Villarejo espiar al hermano de Rubalcaba

Una insostenible Cospedal confió a Villarejo espiar al hermano de Rubalcaba

El ex comisario señala a Alejandro Rubalcaba como “el punto débil” del entonces ministro del Interior.
En unas nuevas grabaciones desveladas por moncloa.com, María Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP, encargó a José Manuel Villarejo, ex comisario que investigara a Alejandro Rubalcaba, hermano del ex ministro del Interior.

Este fue uno de los puntos que trataron en la reunión del 21 de julio de 2009 en su despacho en la sede central del partido. Al parecer, según relato el ex comisario Ignacio López del hierro, marido de Cospedal, el hermano de Rubalcaba tiene una relación sentimental con la propietaria de la agencia Método 3 detectives y dicha relación está siendo utilizada para conseguir contratos para la empresa. Posteriormente, Villarejo lo reafirma a la secretaria general popular y ella se interesa por el caso. Se llega a compararlo con el de Juan Guerra, un escándalo de tráfico de influencias durante el primer Gobierno socialista.

Finalmente, López del Hierro encarga al ex comisario la investigación y este acepta, aún reconociendo que es una tarea difícil, y propone rastrear teléfonos de manera ilegal y hacer lo mismo con las tarjetas de crédito. “Ahí la única solución, que no veo fácil, es hacer un rastreo con alguien de Telefónica”, responde Villarejo al marido de Cospedal.

El ex policía admite que conoce a la pareja de Alejandro Rubalcaba “que es una choriza, que la conozco hace veintitantos años, una choriza, una delincuente bueno, una joya. Y esta tipa se ha enrollado con el hermano de Rubalcaba y va utilizándolo como si fuera, como Juan Guerra”.

Villarejo dice a Cospedal López del Hierro que el ministro está tremendamente preocupado por lo que pueda trascender de las actividades de su hermano: “Lo sé porque hace mes y pico o así coincidí en una entrega de despachos de comisario y tal con Alfredo”, explica. “Y en un aparte”, continúa el ex comisario, “como sabe que yo estoy en la empresa privada, me dijo ‘oye, tal, a mi hermano échale una mano’. Digo ¡mano al cuello! El tío acojonado. Está muy preocupado. O sea que ese sí que es un punto débil que podéis utilizar”.

En los audios también aparece la agencia Método 3, pero esta vez en relación a los seguimientos a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, por su relación con el Canal de Isabel II. Cospedal preguntar si es cierto y Villarejo se lo confirma.

El ex comisario atribuye las filtraciones contra el PP en el caso Gürtel a Antonio Camacho, secretario de Estado. Es entonces cuando López del Hierro asegura que “el instigador de todo es Rubalcaba”.

En cambio, Villarejo matiza y dice que el ministro no es partidario de la línea dura. “Cuando María Dolores habla con él baja la tensión y de alguna manera reestructura el tema. De alguna manera es el más sensato. Esto es línea radical troskista, eso no es Alfredo, Alfredo es un Maquiavelo. Pero todo es demasiado evidente, se les ve el plumero a todos, desgasta mucho a todas las instituciones, jode el procedimiento democrático. No lo sé, no lo veo, el otro es más sutil, y mucho más hijo de puta, más sibilino más vaticanista, más que te levanta el brazo y te clava y luego te baja el brazo para que no sangres”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.