Un yihadista quería inmolarse en la Feria de Manilva

Un yihadista quería inmolarse en la Feria de Manilva

En agosto pasado grabó un vídeo en el que desvelaba sus intenciones.
La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha informado que, el martes pasado fue detenido en Málaga un joven marroquí de 27 años debido a su presunta vinculación con Estado Islámico (conocido como DAESH o ISIS), el cual pretendía inmolarse en la Feria de Manilva. Él mismo lo trasladó en un vídeo grabado el pasado mes de agosto.

A través de un comunicado, el Ministerio Público ha confirmado que existen conversaciones en las que aseguraba “estar ya preparado, saber ya quién es su califa y que la muerte no le asusta porque quiere morir mártir”. El joven habría mostrado interés en la compra de “armas de fuego y de filo” y en los dos últimos meses que estaba siendo investigado “consumió gran cantidad de material audiovisual oficial” de Estado Islámico, como vídeos de asesinatos y degollamientos.

El jueves se ordenó su ingreso en prisión provisional por un delito de integración en organización terrorista, tras pasar a disposición judicial y ser interrogado por Santiago Pedraz, titular del Juzgado Central de Instrucción número 1.

La Fiscalía ha informado que, desde diciembre de 2017, la Policía había comprobado que el sospechoso manifestaba una ideología con un fuerte carácter yihadista y formaban parte de sus “amigos” y mantenía relación con “numerosos perfiles de personas afines o, incluso, sospechosas de ser integrantes de Estado Islámico”.

Por parte de los investigadores se ha realizado un análisis exhausto de las publicaciones del sospechoso y de los likes que se han realizado por el perfil Anwar Andalosi, el cual usaba en redes sociales. En las publicaciones se ha encontrado un “claro posicionamiento en defensa de las acciones y postulados del grupo terrorista DAESH, así como su afinidad e incluso integración” en el mismo, realizando exaltación hacia la actividad de esta organización y a la de Al Qaeda.

Además de todo lo anterior, también habría manifestado su intención de desplazarse hacia la zona de conflicto y participar activamente, uniéndose a las filas de Estado Islámico y consumar la yihad violenta, como así se lo transmitía a varios miembros de esta organización en Siria, a través de internet.

En las últimas semanas, el joven marroquí llegó incluso a jurar lealtad a Omar Bakr el Baghdadi, líder de Estado Islámico. Los investigadores han trasladado que este tipo de compromiso entre los miembros de la organización terrorista en territorio europeo es, en numerosas ocasiones, el paso previo que realizan antes de perpetrar un atentado.

Precisamente fue este motivo el que llevó a la Policía a tomar la decisión de reventar la operación. Realizaron la entrada y registro de la vivienda del sospechoso en Manilva, lugar donde afirmaba que “se iba a explotar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.