Un Puigdemont delirante pidió 11.000 millones a China para crear el Banco Central de Catalunya

Un Puigdemont delirante pidió 11.000 millones a China para crear el Banco Central de Catalunya

Las autoridades del país asiático exigieron saber si se iba a “declarar unilateralmente la independencia”.
Según el descubrimiento, en un pendrive, hecho por la Guardia Civil, que publica el diario El Mundo, una persona a la que se llama Pere habría mantenido comunicaciones con China para obtener del Gobierno de este país un préstamo de 11.000 millones con el objetivo de crear un Banco Central de Cataluña.

El dispositivo extraíble estaba entre el material incautado a Josep Lluís Salvadó, ex número dos de Oriol Junqueras, ex vicepresidente de la Generalitat catalana.

También se desvela que las autoridades del gigante asiático exigieron saber si se iba a producir una DUI o se iba a “negociar con el Gobierno español”. Según el Instituto Armado, Pere podría ser Pere Aragonès, actual vicepresidente catalán.

También se han encontrado en el pendrive correos electrónicos con fecha de mayo de 2016 haciendo referencia “a la solicitud de información relacionada con una petición de un préstamo de 11.000 millones que previsiblemente algún enviado de la Generalitat planteó a las autoridades chinas”, señala en el informe la Guardia Civil.

Además, la Benemérita detalla que “a esta solicitud, las autoridades chinas respondieron solicitando información sobre dos aspectos básicos”. El primero, si esos 11 millones serían “para declarar unilateralmente la independencia, y el segundo aspecto por el que preguntaron estaba relacionado con el proceso de creación de un Banco Central de Cataluña”.

Los investigadores apuntan a Aragonès como el emisario puesto que se ha encontrado “la referencia a una persona llamada Pere y, sobre todo, al hecho de que en los correos electrónicos se estuviese tratando un asunto tan importante como el relativo a la financiación exterior de Cataluña”. Así, la Policía Judicial concluye que “posiblemente” era Pere Aragonès quien recibía las comunicaciones, porque “en ese momento ocupaba el cargo de secretario de Economía de la Generalitat”.

En este sentido, cabe recordar que la Guardia Civil intervino un documento a Jové “en el que se detallaban las iniciativas que desde la Secretaría de Economía, al cargo de Aragonès, se realizaron para preparar el futuro acceso a los mercados internacionales de la deuda pública que los responsables de la Generalitat de Cataluña preveían emitir para ayudar a financiar la creación del nuevo Estado”.

Entre toda está documentación, se ha encontrado la batería de preguntas que el Gobierno chino formuló antes de aprobar la concesión de un préstamo multimillonario. Por ejemplo, si se sabía el porcentaje que el Gobierno catalán “querría tener” del Banco Central de Cataluña, “los miembros que tiene previsto que formen el Consejo”, “si los primeros 11.000 millones son para poder hacer y/o declarar la independencia unilateral” o si había intención, “una vez confirmados los fondos por parte del Gobierno chino, negociar con el Gobierno español”. Además querían conocer cuándo estaba prevista la creación del nuevo Banco Central de Cataluña y su “ubicación y/o edificio”.

Por otro lado, la Policía Judicial habla de una “persona identificada como DM”. Su identidad no se conoce, pero “fue la encargada de mantener un contacto preliminar con autoridades chinas a fin de informarle acerca de la necesidad de financiación externa que requeriría la Generalitat de Catalunya una vez que se hubiese declarado la independencia”.

Esta persona habría transmitido las preguntas “a los representantes de la Generalitat encargados de preparar este tipo de información”. El objetivo era que “cuando se produzca el primer contacto entre ambas partes vayamos preparados para responder”.

Aragonès contactó y se reunió con autoridades públicas y privadas de otros países. Así, viajó a “Irlanda o Gran Bretaña donde se mantuvieron reuniones al más alto nivel con miembros de la Agencia del Tesoro de Irlanda”. También mantuvo encuentros con “representantes de entidades financieras con presencia internacional, como eran Dbrs, Morgan Stanley, Deutsche Bank, Pimco e Invesco”.

Aragonès, igualmente, se desplazó a Eslovenia, donde se reunió “con el que entonces era el presidente del Banco Central de Eslovenia, que se ofreció a transmitir parte de su know how para la creación del Banco Central de Cataluña”, destaca la UCO.

1 thought on “Un Puigdemont delirante pidió 11.000 millones a China para crear el Banco Central de Catalunya”

  1. Delirios de grandeza que llevaron a PIGDEMONT a pensar que Cataluña ya era Independiente . Cataluña no pertenece a los secesionistas, Cataluña es España ,hay que explicárselo a PIGDEMONT en Chino para que lo entienda ya que tan amigo es de los Chinos. Este PIGDEMONT tiene grandes dotes de embaucador. Porque lo necesita, tendría que visitar a un loquero para que le cure su delirio, su desarreglo mental , y lo mismo para Torra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.