UN MILITAR REBELDE, POSIBLE CEREBRO DEL ATENTADO CONTRA MADURO

Las autoridades venezolanas consideran que el atentado contra Maduro viene de una célula rebelde la cual dirigía Óscar Pérez.
Pérez fue abatido en enero pasado por las tropas del gobierno. Anteriormente, había atacado las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y del Ministerio del Interior.
Néstor Reverol, ministro de Interior venezolano, informó de la detención de seis presuntos terroristas. Tras los registros, ha quedado patente que el ataque puede ser considerado un delito de terrorismo en grado de frustración. Los drones utilizados en el ataque eran del modelo DJI M600 y estaban cargados con un kilo de explosivo C4.
Los hechos ocurrieron mientras Maduro realizaba el discurso de la celebración por los 81 años de la Guardia Nacional Bolivariana. Maduro no resultó herido por los artefactos. Los militares venezolanos consideran que el ataque fue una barbarie.
A su vez, la oposición se desliza de lo ocurrido y considera que se está intentando desviar la atención del verdadero problema del país, la crisis social y económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.