Un juzgado de Málaga condena al Banco Santander a pagar el impuesto de hipotecas de forma retroactiva

Un juzgado de Málaga condena al Banco Santander a pagar el impuesto de hipotecas de forma retroactiva

Se basa en el Decreto aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez.
En una sentencia del 12 de noviembre del Juzgado de Primera Instancia 18 bis de Málaga se condena al Banco Santander a pagar con carácter retroactivo el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, AJD, el impuesto de las hipotecas, sobre un préstamo hipotecario de junio de 2014 al entender que el decreto aprobado recientemente por el Gobierno “es tácitamente retroactivo”.

En la sentencia se dice que es posible hablar de retroactividad tácita ante “las normas interpretativas, las complementarias, de desarrollo o ejecutivas, las que suplan lagunas, las procesales y, en general, las que pretendan eliminar situaciones pasadas incompatibles con los fines jurídicos que persiguen las nuevas disposiciones, pues de otro modo no cumpliría su objetivo”. El Juzgado considera que la disposición del Ejecutivo “resuelve una laguna interpretativa” y que debe ser aplicada a las hipotecas anteriores a la entrada en vigor de la nueva norma.

El juzgado opina que se trata de una “norma interpretativa” y, aunque al principio del único artículo se especifica que será de aplicación a partir de la entrada en vigor del decreto, “no quiere decir que sea a modo de dogma irretroactiva” y que su interpretación queda al arbitrio de los magistrados. Además, señala que “en pocos días ha habido dos doctrinas discrepantes del Tribunal Supremo, por lo que se evidencia más aún dicho aspecto interpretativo de la nueva norma”.

Por tanto, anula la cláusula financiera porque el banco no pudo acreditar que el consumidor conocía las condiciones del producto que contrataba y sus efectos. A continuación, argumenta la decisión. Así, el Santander deberá devolver 1.990 euros por los gastos de notaría, registro, gestoría e impuesto de AJD, que es la cantidad más abultada que se incluye en la clausura ahora declarada nula: 1.246 euros.

Cabe destacar que ell criterio adoptado por este Juzgado afectaría a alrededor de 12.000 demandas que todavía están pendientes de resolver entre banca y consumidores, solo en Málaga. Con todo, hay que esperar a que se conozca el criterio de la Audiencia Provincial y alargaría aún más el debate judicial suscitado alrededor de estos asuntos, en los que se valora más la independencia de los juzgados de Primera Instancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.