La UME se vuelca en el incendio que devasta Ávila

La UME se vuelca en el incendio que devasta Ávila

La Unidad Militar de Emergencias (UME) siempre ha estado ahí para ayudar allá donde se les ha requerido, con eficacia y rapidez. Son especialistas en incendios, riadas, inundaciones.

Fueron decisivos en las labores de desinfección en residencias de ancianos en los momentos más terribles de la primera ola de coronavirus. También en el traslado de fallecidos o en los rastreos de contagios.

Cada vez que un desastre natural escapa de las manos de los medios ordinarios, ahí está la UME para ayudar. Y lo vuelve a hacer en esta ocasión en Ávila.

Allí ha destacado a 123 militares, 47 vehículos y una máquina pesada para apoyar en las labores de extinción del incendio este viernes se declaró en esta provincia. Afecta a los municipios de Cebreros y El Tiemblo.

Las llamas cambiaron de dirección hacia el suroeste por la noche, según informa la Delegación del Gobierno a Europa Press. En esa zona trabaja la UME, atacando directamente al incendio para proteger la depuradora de la localidad de El Tiemblo.

Aparentemente, el incendio está estabilizándose. Sin embargo, preocupa que se reactive ya que ha aumentado la temperatura en la mañana de este sábado. Tampoco el viento ayuda, avivando algunas llamas, continúa la Delegación del Gobierno.

A las labores que desarrolla la Unidad Militar de Emergencia se han unido medios aéreos del MITECO. Se trata de dos FOCAS, procedente uno de Matacán y otro de Talavera de la Reina. Asimismo se han incorporado el Kamov de Plasencia y las Brif de Iglesuela y Puerto del Pico.

Por su lado, la Junta de Castilla y León ha enviado a la zona el helicóptero de coordinación (Hotel), a los que ha añadido otros tres helicópteros. Además, se espera que se incorporen otras dos aeronaves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.