La ultraderecha se manifiesta hoy de nuevo en las calles al grito de ‘Viva Hitler’

La ultraderecha se manifiesta hoy de nuevo en las calles al grito de ‘Viva Hitler’

Si en el estado de alarma que empezó en marzo la ultraderecha se manifestaba a diario en protesta por la gestión de la epidemia, tras el decretado el viernes no se podía esperar menos.

La tensa situación en Madrid va en aumento con el choque de trenes entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el de Isabel Díaz Ayuso. Las declaraciones incendiarias de la derecha del PP exacerban más el ya exaltado ánimo de la ultraderecha el país, con Vox a la cabeza.

Desde que se decretara el estado de alarma en nueve municipios de la Comunidad de Madrid, han vuelto a repetirse en Núñez de Balboa las caceroladas y las protestas de exaltados y más de un descerebrado.

Además, el partido que dirige manu militari Santiago Abascal ha convocado manifestaciones ‘de la libertad’ contra las medidas impuestas. La diferencia, como ya sucedió en el barrio Salamanca de Madrid, es que la Policía no cargó contra los manifestantes.

En cambio, sí lo hizo en Vallecas contra una ‘multitud’ de cincuenta personas concentradas frente a la Asamblea de la Comunidad madrileña a favor de la sanidad pública.

Los ‘cayetanos’ son intocables, aunque profieran gritos y amenazas contra la prensa o en apología del nazismo.

Fue precisamente en una concentración en la citada calle madrileña donde se pudo escuchar un “¡Viva Hitler!” o “¡Puto demócrata de mierda!”. Gritos proferidos, más bien bramados repetidamente, por un neonazi contra un reportero de Cuatro al día que hacía su trabajo.

Es lo que tiene la libertad de expresión y de manifestación. Mientras a los ‘cayetanos’ se les deja decir de todo menos bonito al Gobierno o a los trabajadores de los medios, en Vallecas se muele a palos a, insistimos, una ‘multitud’ de cincuenta personas que hacían eso, ejercer su libertad de expresión y de manifestación.

Distinta vara de medir de las fuerzas policiales. Y del Ayuntamiento que preside el derechista José Luis Martínez Almeida, que, por cierto, no ha condenado las palabras del neonazi. No le vayan a saltar los de Abascal.

Las reacciones no se hicieron esperar y Pablo Echenique (Unidas Podemos) se hacía eco en Twitter de lo sucedido. “En la manifestación del barrio de Salamanca contra el gobierno de coalición, un cayetano desquiciado grita al reportero de @cuatroaldia ‘¡Puto demócrata de mierda! ¡Viva Hitler!’”, reza el tweet. “Y no, no es una anécdota. La asistencia de neonazis a las manifestaciones cayetanas es habitual”, añadía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.