Última encuesta: el PSOE se mantiene, el PP a 3 puntos y VOX se derrumba

Última encuesta: el PSOE se mantiene, el PP a 3 puntos y VOX se derrumba

De la última encuesta de Sigma Dos para El Mundo, se sacan dos importantes conclusiones: el PSOE mantiene su primera plaza y Vox se desploma. Entretanto, el PP trepa y se acerca a los socialistas y Unidas Podemos se recupera como tercera fuerza política.

La epidemia y la crisis económica a la que se enfrenta España llevan a que el PSOE consiga a duras penas mantener el liderazgo: 28,7%. Le sigue a cada vez menos distancia, el PP, que ya está en el 26% de intención de voto. Apenas 2,7 puntos que contrastan con los 7,2 de noviembre.

Las dos fuerzas políticas aglutinarían casi el 55% de los sufragios. La que sorprendió pulverizando todo pronóstico, el partido que lidera manu militari Santiago Abascal, se desploma hasta el 11,7%. Le reemplaza en la tercera posición el 12% de papeletas que se inclinarían por la formación de Pablo Iglesias.

Siguen cayendo los morados, aunque moderan la bajada: 0,8 puntos respecto a noviembre y 2,3 respecto a las elecciones de abril de 2019. De este modo, porque lo que pierden se compensa con lo que ganan los socialistas, por lo que el bloque queda casi intacto.

Cabe decir que esta última encuesta recoge ya el efecto del Ingreso Mínimo Vital. Era una medida social muy esperada que los de Iglesias han sabido explotar hasta el momento. De este modo, recuperan terreno que habían perdido meses antes y en sondeos anteriores.

El PP es el más beneficiado en la última encuesta

Pero lo que mejor refleja esta última encuesta es que quien sale más beneficiado de la situación global es el PP. La formación conservadora se anota cinco puntos más que en las elecciones de noviembre y nueve más que en las de abril de 2019. Éstas últimas fueron su debacle, obteniendo el peor resultado de su historia: 66 diputados. Desde entonces no ha parado de subir.

También sale beneficiado el Ciudadanos de Inés Arrimadas, que parece que empieza a recuperarse del desastre del 10N, cuando cayeron hasta el 6,8%. La nueva estrategia de su también nueva líder absoluta lleva a que los naranjas ascienden hasta el 8,3% de intención de voto. No está mal: un 1,5% más.

De hecho, se convierte en un partido bisagra en toda su extensión, tanto por poder pactar con los populares como con los socialistas. Y ahí es donde está centrándose la estrategia, siendo objeto de deseo de unos y otros.

Más de Sánchez, porque le permitiría deshacerse de algún aliado incómodo, aunque según para qué. A casado le vendría bien para tener cierta opción de sentarse en La Moncloa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.