UGT denuncia que no ha mejorado la situación de los trabajadores tras la crisis

UGT denuncia que no ha mejorado la situación de los trabajadores tras la crisis

El país crece, se han recuperado los niveles del PIB, pero las familias siguen sufriendo.
A través de un comunicado, UGT denunció ayer, décimo aniversario de la quiebra de Lehman Brothers, que llevamos cuatro años y medio de crecimiento, hemos recuperado los niveles del PIB y superado los beneficios empresariales de antes de 2007, pero la crisis sigue pasando factura a las familias”. A juicio de este sindicato la economía española se ha debilitado y está puesta “con mayor facilidad” a los ciclos de depresión.

La organización sindical destaca que se recauda un 19,22% más que en 2007 en concepto de IVA, que se ingresa un 11,99% más por IRPF y que el Impuesto sobre Sociedades recauda un 37,21% menos. Sin embargo, “los beneficios han crecido y los salarios han perdido poder adquisitivo”.

Así, denuncia que la deuda pública alcanza casi al 100% del PIB, en contraste con el 39,5% de 2008, además de que la tasa de paro está por encima del 15,3%, cuando en el segundo trimestre de 2008 se situaba en el 10,4%.

Con este escenario, UGT argumenta que “la desigualdad y la pobreza han aumentado en España significativamente”. el 14,1% de las personas con trabajo, el 44,6% de los desempleados y el 28,1% de los niños son pobres, haciendo que España sea el cuarto país de la Unión Europea con mayor desigualdad de renta.

En opinión de la organización sindical es necesario un cambio en las políticas económicas con el objetivo de obtener una base económica más fuerte, de forma que se evite que “otra crisis pueda azotar a España como lo hizo la anterior”.

Para ello, defiende que se aumenten los ingresos fiscales y se imponga un sistema tributario más justo, aumenten las partidas presupuestarias dirigidas a invertir en infraestructuras, se garanticen las pensiones, estableciendo un mecanismo de ingresos que las asegure, se derogue la reforma laboral y se reduzca la precariedad en el trabajo.

En el texto, se alcanza la conclusión de la necesidad de “aprender de los tiempos pasados: el fortalecimiento del tejido productivo, un sector público fuerte y eficiente, unos servicios públicos universales y de calidad, un mercado de trabajo estable y con condiciones dignas y un sistema fiscal que recaude más y que mejore la redistribución de la riqueza son garantías de una sociedad más justa, con menos desigualdad y menos pobreza, e incrementan la capacidad del país para aguantar mejor los periodos de crisis”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.