UE: todos contra el homófobo de Orbán

UE: todos contra el homófobo de Orbán

La postura del Gobierno de Viktor Orbán, primer ministro de Hungría, ha llevado a que 17 de los 27 miembros de la UE envíen una carta a Ursula von der Leyen, la presidente de la Comisión Europea, denunciándolo.

Entre los firmantes, Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo español, y Angela Merkel, canciller alemana. En la misiva denuncian las “amenazas” que existen todavía contra los Derechos Fundamentales.

Los más de la mitad de jefes de Estado y de Gobierno de la UE instan a luchar contra la discriminación contra el colectivo LGTBIQ. No obstante, evitan nombrar expresamente a Orbán y su nueva ley que prohíbe hablar de homosexualidad en los colegios públicos.

La carta también se ha enviado a Charles Michel, presidente del Consejo Europeo y a António Costa, primer ministro portugués y presidente de turno de la Unión.

“Debemos seguir luchando contra la discriminación hacia la comunidad LGTBIQ, reafirmando la defensa de nuestros Derechos fundamentales. El respeto y la tolerancia están en el centro del proyecto europeo”, reza el texto.

Sánchez, de hecho, la ha publicado en su perfil en Twitter. La acompaña con un mensaje que señala que “el odio, la intolerancia y la discriminación no tienen cabida en nuestra Unión”.

Tampoco cita expresamente al primer ministro húngaro, ni a su Gobierno ni a la polémica ley promulgada este miércoles en Hungría.

El presidente español añade que “hoy y todos los días, defendemos la diversidad y la igualdad LGBTI para que nuestras generaciones futuras puedan crecer en una Europa de igualdad y respeto”.

El mensaje se redactó y publicó en español y en inglés. Es el mismo que ha publicado el resto de los líderes de los 17 países firmantes. Todos publican, asimismo, la carta enviada.

Justifican la misiva y su mensaje por la celebración del Orgullo LGTBIQ “a la luz de amenazas contra los Derechos fundamentales y, en particular, contra el principio de no discriminación en base a la orientación sexual”.

Así, recuerdan el artículo 2 del Tratado de la UE y manifiestan su firme compromiso con los valores y principios ahí definidos. Además, se comprometen a seguir con los esfuerzos que han permitido avanzar en la protección de los derechos de este colectivo.

A tal punto llega la homofobia de Orbán que consiguió que la UEFA no permitiera iluminar el estadio Allianz Arena con los colores de la bandera arcoíris. Se disputaba el Alemania-Hungría de la Eurocopa 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.