La UE condena el golpe de Estado en Myanmar

La UE condena el golpe de Estado en Myanmar

Los Veintisiete miembros del bloque comunitario europeo han manifestado su condena al golpe de Estado perpetrado por los militares en Myanmar.

En una declaración pactada, advierten de que la Unión Europea considera “todas las opciones” que tengan a su disposición con el fin de garantizar la democracia en la antigua Birmania.

Josep Borrell, Alto Representante de la UE para Política Exterior, ha indicado que condena “en los términos más firmes” la asonada militar del lunes. A su vez, ha calificado la acción del Ejército como “un intento inaceptable de darle la vuelta al deseo del pueblo birmano expresado en las elecciones de noviembre”.

El bloque comunitario se une a las advertencias de Estados Unidos en el sentido de restablecer sanciones económicas contra Myanmar, aliviadas durante la transición democrática. De este modo, la UE se reserva “todas las opciones” para ejercer presión sobre la junta militar.

En la declaración, la Unión Europea “espera que la seguridad de los ciudadanos de Birmania y de los estados miembro se garantice en todo momento”. Asimismo, “considerará todas las opciones en su mano para asegurar que la democracia prevalece”.

Sea como fuere, los Veintisiete lamentan que se haya quebrado el proceso democrático puesto en marcha, “un importante hito en la transición democrática”.

Los militares no quieren democracia en Myanmar

Según denunciaron los mandos militares birmanos, hubo irregularidades en el proceso e impidieron que se iniciara la legislatura tomando el poder. La UE insiste en que cualquier denuncia acerca del proceso debe ir por los cauces legales y administrativos pertinentes.

En ese sentido, señala que “darle la vuelta a la elección del pueblo por la fuerza es ilegal y va contra los principios de la democracia y lleva al país a un retroceso”.

Así, el jefe de la diplomacia europea ha insistido en pedir al Ejército birmano que ponga en libertad “de forma inmediata y sin condiciones” a todos los líderes civiles.

Todos ellos fueron detenidos durante el golpe, entre ellos, el presidente de Myanmar y la jefe de Gobierno ‘de facto’, Aung San Suu Kyi.

Igualmente, Borrell ha exigido la restauración del Ejecutivo electo y que se retome el proceso democrático en esta semana. Ello incluye la elección de un nuevo presidente, vicepresidente y Gobierno.

También, que se restablezcan las comunicaciones y se respeten los Derechos Humanos, las libertades fundamentales y el Estado de derecho. Afirmó que la UE está preparada para dialogar con los actores relevantes con el fin de devolver el orden constitucional a Myanmar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.