Tu perro también puede ponerse moreno

Tu perro también puede ponerse moreno

Algunos animales generan su propio protector solar.
Así es y así nos lo cuentan en Quo. Nuestras mascotas pueden ponerse morenas, aunque será difícil de ver. La estructura de la piel de los animales es muy parecida a la de los humanos. Los melanocitos son células sensitivas a la luz y producen una especie de pigmento negro llamado melanina en el proceso denominado melanogénesis. de hecho, la melanina es la responsable de los diferentes colores en las razas. Ese proceso que se lleva a cabo en la capa basal, que es el estrato más profundo de la epidermis, producirá un mayor o menor oscurecimiento de la piel en función de los niveles generados. El objetivo es proteger y actuar como filtro para no dañar las capas más profundas y delicadas debido a la penetración de los rayos ultravioleta.
Al exponernos a la radiación UV-B de la luz solar se activan los melanocitos que aumentarán la producción de melanina en la piel. Los miles de mini puntitos morados en la piel acumulados en la piel da esa sensación de que tenemos un color bronceado. Como es obvio, aquellas partes del cuerpo que no se expongan a la luz solar no adquirirán ese color, dejando marcas como las de las gafas, el reloj o los trajes de baño.
Los animales tienen un protector natural que es su pelaje. Aunque se expongan al sol durante horas, el pelo les protege de quemarse. La única zona de su cuerpo que podría cambiar de color es la tripa. Por tanto, si la mascota disfruta tumbada sobre su espalda, es recomendable que le echemos crema solar en la tripa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.