Truss o Sunak; Sunak o Truss

Truss o Sunak; Sunak o Truss

Vayan aprendiendo estos apellidos porque uno de ellos es el del próximo jefe o jefa del Gobierno de Reino Unido: Truss o Sunak.

Los conservadores británicos han ido ‘eliminando’ candidatos para liderar el partido hasta que sólo han quedado dos: Liz Truss y Rishi Sunak.

Sólo puede quedar uno y quien gane la última votación, entre los militantes, sucederá a Boris Johnson como líder tory y, por extensión, como premier.

Por el camino han ido quedándose Kemi Badenoch, Suella Braverman, Jeremy Hunt, Tom Tugendhat, Nadhim Zahawi, Penny Mordaunt, Grant Shapps, Sajid Javid y Rehman Chishti.

Formaban parte de los ocho aspirantes a suceder al primer ministro, proceso para cuya inscripción se cerró el pasado 12 de julio.

Finalmente, serán la ministra de Exteriores y el ex ministro de Hacienda quienes se disputarán la sucesión de Johnson.

En la última votación celebrada este miércoles, Penny Mordaunt, secretaria de Estado de Comercio de Reino Unido, quedó eliminada.

Así, Truss recibió 137 votos, frente a los 113 en los que figuraba el nombre de Sunak como elegido. Mordaunt recibió el apoyo de 105 diputados conservadores.

El sistema empleado por los tories para esta elección consiste en ir descartando en cada votación la candidatura menos votada.

Primera reacción de Sunak

Por su lado, Sunak aprovechó para asegurar que “trabajar a día y noche «para hacer llegar el mensaje de los conservadores a todo el país”.

“No os decepcionaré. Trabajaré lo más rápido posible para restaurar la confianza en la economía y reunir al país. Sé que podemos hacerlo”, defendió.

Asimismo, insistió en que “es el único que puede hacer frente a Starmer”, el líder del Partido Laborista. Pero fue más allá y afirmó que “Truss no puede”.

Habla Truss

De la otra parte, la ministra de Exteriores agradeció la “confianza” que han depositado en ella. Garantizó que está “preparada para darlo todo desde el día uno”.

“Quiero también dar las gracias a todos los candidatos que se han presentado. Cada uno ha contribuido enormemente a lo que es el Partido Conservador”, añadió.

Además, dijo que “como primera ministra trataré de unificar el partido y gobernar de acuerdo a los valores conservadores”.

A renglón seguido se comprometió a bajar los impuestos y garantizar el crecimiento económico. A ese respecto, dijo estar “orgullosa de formar parte del partido”.

Asimismo, aseguró que demostrará “la próxima semana a todos los miembros del partido por qué soy la persona adecuada para liderarlo”.

Ahora toca que hablen los militantes, unos 200.000, que votarán por correo. Se prevé que se anuncie el nombre de quien sucederá a Johnson como líder tory y premier el 5 de setiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.