Trump valora despedir al presidente de la Reserva Federal por elevar los tipos de interés

Trump valora despedir al presidente de la Reserva Federal por elevar los tipos de interés

Cualquier intento de despido conllevaría una catástrofe y tendría devastadores efectos en los mercados financieros.
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha iniciado una discusión abierta con el fin de llevar a cabo el despido de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), tras el anuncio de éste de una subida en los tipos de interés, así lo han trasladado a Bloomberg fuentes cercanas al asunto.

De todos modos, Trump ha sido avisado por sus asesores de que el despido de Powell podría producir “una catástrofe”, y le sugieren que no emprenda ninguna acción contra el presidente de la Reserva Federal. Esperan que su ira “se disipe durante las vacaciones de Navidad”, tal como han explicado la fuentes consultadas en el asunto.

Pueden llegar a ser potencialmente devastadores en los mercados financieros, los efectos que provocarían los intentos del presidente estadounidense para expulsar a Powell. Llegando a socavar la confianza de los inversores en la capacidad que posee el banco central para dirigir la economía de EEUU sin interferencias políticas.

Por su parte, los portavoces de la Casa Blanca han evitado hacer ninguna declaración, lo mismo que Michelle Smith, portavoz de la FED.

En otro sentido, se desconoce qué grado de autoridad legal tiene Trump para poder despedir a Powell. La Ley de la Reserva Federal recoge claramente que los gobernadores pueden ser “destituidos por causa del presidente”. Sus decisiones de personal abarcan a la FED, pero existe mucha ambigüedad a la hora de aplicar las normas sobre despido.

Esta medida se convertiría en un desafío sin precedentes respecto a la independencia de la Reserva Federal. Independientemente de que Powell fue seleccionado por Trump, hay que partir de la idea que las actuaciones de la FED son totalmente independientes de la Casa Blanca. Se interpreta como un símbolo de confianza la separación entre el Gobierno y la política nacional monetaria.

A la subida de los tipos se suman los difíciles caminos de los mercados bursátiles que han atravesado su peor semana desde 2011 con una bajada en el índice de S&P 500 del 7,1%. La subida de los tipos que proponía Powell se situaba entre un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,5 %. Trump culpa a la FED e, incluso, aseguró en octubre que la reserva se “moría de ganas” por elevar los tipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.